miércoles, 10 de octubre de 2012

Crónica del festival de Sitges. Día 6: Cosmopolis, cine superior.

Extraño día en Sitges. Hoy "solo" he visto cuatro películas. Empezábamos con la muy mediocre cinta de Jennifer Lynch, para proseguir con la perla del festival, Cosmopolis de Cronenberg y terminar con dos bodrios muy malos que además tras Cronenberg, parecían de otra galaxía. Así que si no llega a ser por el director canadiense estaría hundido. Vamos a hablar un poquito de estos tres títulos y un poco más de Cosmopolis, para empezar a hacer justicia.

Está claro que Jennifer Lynch no ha heredado los genes de su padre, al menos en el terreno cinematográfico. Y éso que yo me encuentro entre los defensores de esa bizarrada tan divertida que fue Surveillance, pero Boxing Helena era muy mala, el Bollywood que dirigió no lo he visto pero parece que es infumable y esta Chained es de una mediocridad muy preocupante. La historia de la relación que se establece entre un asesino en serie y un niño que "adopta" y con el que pretende ejercer de padre y maestro es un poco enfermiza y un poco malsana, pero no tanto como la directora pretende ya que la previsibilidad y el tedio de la narración le van restando interés a cada minuto que pasa. Se deja ver sin molestar demasiado, en parte gracias a la soberbia actuación de Vincent D'Onofrio, pero es muy justita. Además, un ridículo final de vergüenza ajena termina de provocar esa sensación de film muy justito que te invade al salir de la sala. Nota: 5

En estos seis días de festival hemos visto películas malas, regulares y buenas. Cronenberg viene muchísimo después.
Cosmopolis es una película densa, difícil, que solo es capaz de hacer un director que se sabe un genio, a quien no le importa el riesgo y que, claro, ha dividido a los asistentes de Sitges. Yo lo tengo claro. Una de las películas más importantes de los últimos años.
Cronenberg siempre nos ha hablado de la incomunicación y la deshumanización del hombre. Viene haciéndolo desde sus películas de la "nueva carne" donde la tecnología y la ciencia actuaban directa y física y mentalmente sobre sus personajes, mutándolos, aislándolos, trastocándolos y abocándolos a las más profunda soledad. Las películas adscritas a esta etiqueta de la "nueva carne" y las cintas de terror que Cronenberg realizaba por aquellos años 80 y 90 también mutaron. El director canadiense inició década con un estilo muchísimo más depurado, más elegante, casi operístico y pese a usarlo para contar historias de invididuos de cierta marginalidad, en ningún caso los llevaba hasta los extremos de sus anteriores obras.
Cosmópolis vuelve a aquellos temas de alienación profunda y lo hace con la estética sobria y elegante que el director ha atesorado en los últimos años. El resultado es una bomba de difícil digestión que linda con la obra maestra. Y la difícil digestión viene dada por sus cargados y densos diálogos que llenan la película de principio a fin.
Cosmopolis ya no utiliza la medicina ni la tecnología, sino la economía, para en estos momentos de profunda crisis, crear una certera parábola sobre los tiempos que vivimos y hacer un terrorífico hincapié sobre la deshumanización y la incomunicación de la que hablábamos.
Cronenberg llena la película de planos extraños, hipnóticos, sugerentes, con movimientos de cámara lentos, a veces meciéndose, otras casi flotando y compone una opereta cargada de personajes que comparten espacios y conversaciones pero que no logran crear ningún lazo afectivo que los una. Cada uno está encerrado en su propia frustación, cada uno piensa en sí mismo. Los poderosos son fríos, calculadores, hieráticos y no se ven afectados por la rabia de los pobres (la escena de los manifestantes y el coche es una metáfora que hiela la sangre) y el pueblo está lleno de rabia y frustación pero tampoco sabe redirigirla y se pierde en actos absurdos. Ambos lados quedan muy bien reflejados en la larga escena entre Giamatti y Pattinson, dos extremos que casi se tocan y que en cierta manera se admiran y se necesitan. Pero la sociedad está demasiado enferma para una posible solución y el guión adquiere en su tramo final una carga filosófica impresionante.
Cosmópolis es profunda, certera, genial y difícil. Ofrece una de las mejores películas de los últimos años pero exige un espectador que esté a la altura, cómplice, que sepa llenar de pasión y tensión racional e intelectual la frialdad y profundidad que el director debe dar a la trama. La de los tiempos que corren. Porque Cronenberg llega donde nadie puede, donde nadie se atreve. Es lo que se viene a llamar un genio. Nota: 9'5

Tras esta genialidad y por desgracia, he visto un par de película realmente malas. La primera es la austriaca The wall, que tras una premisa de ciencia ficción se convierte en un sinsentido de película sobre una mujer que vive aislada en el mundo con sus animales. Los ama tanto que uno teme que la peli termina en cierta zoofilia, al menos emocional, pero no, se trata de un tratado sobre la capacidad del hombre de adaptarse a lo que sea y adquirir rutinas. Qué original. Entre medio una insoportable hora y cincuenta de gran aburrimiento. Nota: 2

Y finalmente la cinta de animación The life of Budori Gusuko es una infumable película de guión divagante y muy lamentable y animación de cartón piedra, sin encanto, sin gracia, sin historia a la que engancharse y sin nada que experimentar con su visionado más allá del sopor y la indignación. Vamos, que una mierda.
Nota: 2

Mañana Antiviral, Frankenweenie y si las fuerzas acompañan, cuatro películas más. Hasta entonces.


21 comentarios:

  1. Me has quitado las ganas de ver la de Jennifer Lynch, caray! No así la de Cronenberg. Qué ganas de verla, caray (nuevamente :-D).
    Muy buena entrada, sobre todo el comentario que haces sobre Cosmópolis, David.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no pierdas las gans, hombre, que nunca se sabe. Gracias por tu atención y por estar por aquí comentando. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Lo sabía, sabía perfectamente que "Cosmopolis" te iba a gustar, es que Cronenberg es un genio, un grandísimo genio, está 10 pasos adelante de cualquier otro director en estos momentos. David te das cuenta que formamos parte de aquellos pocos, por no decir poquísimos, que consideran "Cosmopolis" una grande obra, sin lugar a dudas la mejor en lo que va del año, y que llamarla obra maestra no sería del todo descabellado.

    Como tú soy un defensor de "Surveillance", y a pesar del 5, "Chained" me produce cierta curiosidad.

    Un abbraccio e tanti saluti David!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes? Estos días me acordé de tí en Sitges. Alguien me dijo que se estaban leyendo muy malas críticas de Cosmopolis, sino me estaba temiendo lo peor y contesté que había leído a un tío que tenía un blog que se llamaba Giancarlo Verástegui y que le había puesto un 10 y que como solía coincidir mucho con él, de perder la esperanza nada. Y ya ves, como dices coincidimos de nuevo. Es una peli enorme. Gracias por adelantar una opinión tan entusiasta que me tenía muy esperanzado con su viosionado. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Para mi Cosmopolis vuelve a un Cronenberg que hacía tiempo que no veíamos, aunque en cierta manera también me parece continuista con la anterior (Un método peligroso). La cuestión, hacía más de 10 años que no veía una peli de Cronenbeeg que me gustase y esta lo ha conseguido.. Como ya hablamos ayer, me ha provocado un fuerte deja vú a El almuerzo desnudo, para mi muy bueno. Una de las mejores pelis que giran sobre la crisis de valores provocada por la decadencia del capitalismo.. En fin.. La de Jennifer Lynch se deja ver, aunque es cierto que no es nada del otro mundo y el final se lo podía haber ahorrado. Nos vemos en nada! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, 10 años sin ver nada de Cronenberg qu te guste. Una barbaridad. Ya sabes que yo llevo muchísimos sin ver nada que no me guste, así que, al contrario. Pero Cosmópolis me parece superior. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Chained me pareció tan mala, que no la recomiendo, así que ni se molesten en verla. Eso si, Chained es mala, pero HISSS su proyecto en Bollywood es peor. Créeme que no te pierdes nada, al finalizar de verla solo sentí que perdí mi tiempo.

    Saludos.!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, Hisss ya he hecho bien en ahorrarmela. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Bueno, creo que es tu comentario más esperado. Por lo menos por mi parte.
    Mañana daré cuenta de ella, que ya va siendo hora. Aunque tu critica me anima mucho más, todavía tengo dudas con su intérprete. Ya te contaré.

    De lo demás, una pena lo de Lynch. Supongo que será adoptada, jaja..

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial C.Noodles, esperaré tu opinión. El actor al menos en este papel, da el pego, pero ya me dirás. Y Lynch, es posible, ja,ja. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Bueno David, tomo nota de lo de la hija de Lynch y de Cronemberg. Esperaré averla película antes de pronunciarme, aunque está claro que te ha entusiasmado. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estaré atento, V. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Sandra16:46

    Suerte que hay en el mundo del cine un director llamado Cronenberg que te puede salvar un día pésimo, que si no... En fin, tengo un mono de Cosmópolis brutal, y después de leer tu fantástica crítica de la peli todavía más. En cuanto a Chained me he llevado una desilusión. En fin, no todo lo que se llame Lynch tiene que ser una garantía, supongo. Lo otro como que no me interesa, me da igual... jejeje... Hasta ahora!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Sandra, vaya suerte. Por cierto, vuelve ya que estos días tan malos sin ti son una pesadilla, al menos juntos nos iriamos de tapas ;) Un beso.

      Eliminar
  8. Tengo muchas ganas de ver "Cosmópolis". ¡Otra con limusina incluida! Saludos desde Igualada (este fin de semana iremos a Sitges con la familia, el viernes o el sábado, depende del mal tiempo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual coincidís con la Zombie Walk. Un clásico. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Veo un entusiasmo exacerbado con Cosmópolis, vengo de "Después de 1984", tu aún la puntúas más alta, a mi me ha defraudado bastante, y no porque no me guste o comulgue con el Cronemberg más retorcido, ya explico allá porqué no tolero Cosmópolis, en mi humilde opinión la película se me va yendo poco a poco, entre subrayados, retórica y metáforas pijas. Bueno, un poco de discrepancia no es mala, yo desde luego tendría mucho cuidado a la hora de recomendarla.
      Tenía expectativas en algún titulo asiático, pero veo que de momento no les dais buenas puntuaciones. Por cierto, donde está la tabla de puntuación ¿?

      Saludos y gracias enormes por vuestro genial trabajo, como siempre.

      Roy

      Eliminar
  9. Me has devuelto las ganas con Cosmopolis David!!! ^^ A verla simplemente, no queda de otra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Otra criatura pretenciosa del Sr. Cronenberg (por qué no seguir el camino de 'Promesas del Este'?), perdido en sus masturbaciones capitalistas y apocalípticas disfrazadas de vampiros...

    ResponderEliminar