viernes, 15 de octubre de 2010

Crónica del Festival de Sitges 2010. Jueves,14.

Día 8: Escándalo, sensualidad y Miike

Pues llego yo a las 12h., feliz y ansioso de ver la película polémica del año, como otros años vi y disfruté, pese a sus diferentes calidades films como Irreversible, Martyrs o The human centipede. Empieza A serbian film y es una película con aceptable factura, que genera mal rollo y que parece que se toma su tiempo en ofrecer el escándalo que promete. De repente, una escena....poco después, hacia el final otra... Otra desagradable y fin de la peli. Por primera vez en mi vida, siento cierta indignación tras ver una película de este tipo. Lo que ocurre en ella, es tan desagradable y lo peor, tan moralmente inaceptable, que incluso llego a plantearme hasta que punto se puede exhibir una pelicula así. Me pongo a pensar en algo que jamás pensé que me plantearía: en la libertad de expresión y sus posibles límites. Sé que mis comentarios, más que echaros para atras os incitaran más a ver la película, a mí me pasaría lo mismo. Yo solo puedo decir que de no haber visto tal propuesta, sería más feliz y seguramente mejor persona. Puntuarla es difícil, ya que conseguir esta reacción tiene su mérito, aunque para hacerlo utiliza temas muy depravados e indignantes, con los que es fácil obtener este tipo de reacciones. Un 2 sobre 5.

A continuación (hoy veo 4 seguidas en el Auditori), veo L'autre monde, producción franco-belga sobre la realidad virtual y los efectos y fascinación que pueden tener juegos al estilo Second life, que permiten una vida paralela. Bien realizada, bien interpretada, atrapados por la sensualidad que trasmite la actriz protagonista, la película se desmorona totalmente en su tramo final, haciendo perder al sentido a una propuesta, que nos había tenido una hora y media en vilo. Una auténtica lástima. Un 2 sobre 5.



Directamente de la Sección Oficial de Cannes, aterriza en Sitges The housemaid, película coreana, remake de otra con el mismo título de los años sesenta, sobre una criada que entra a trabajar en una casa de ricos y es seducida y embarazada por el señor de la casa con los problemas y repercusiones que éso provoca. Al igual que la original, que era un melodrama, aunque a veces la sensación de claustrofobia y estetica la acercaban estilísticamente al cine de terror, este remake también parece moverse entre el melodrama y el thriller, decantándose nuevamente por el primero. Dirigida con mucha elegancia y con la misma frialdad que los señores ricos muestran por cualquier persona de una sociedad de la que son ajenos, la película es muy interesante, aunque no acabe nunca de seducirte, debido quizás a esa frialdad o a esa supuesta mezcla de géneros que no acaba de decantarse. Un 3 sobre 5.

El trailer de Les nuits rouges du borreau de Jade, era uno de los más apatecibles de cuantos había visto para esta edición de Sitges. Parte de lo visto en el trailer ocurre en la primera secuencia de la película, una estética, colorista y fetichista escena, llena de belleza y sensualidad que hace que el resto de película prometa mucho. Pues bien, el resto es basura. Pese a que el nivel visual, aunque no llegue a la sensualidad de la escena inicial, consigue seducir en alguna secuencia, con ese fascinante predominio del rojo, el contenido, es decir el guión, es nulo. Mal explicada, sin lógica, dejando cabos sueltos y relegando la historia a un segundo plano, abandonándola, para centrarse solo en la creación de secuencias, la película no es que solo pierda interés y aburra, sino que se vuelve una de las vacuidades mas difíciles de soportar del festival (y por desgracia, ha habido unas cuantas). Yo os recomiendo que veáis el trailer, y imaginéis vosotros el resto. Lo haréis mucho mejor. Un 1 sobre 5.

Finalmente, descanso tras cuatro proyecciones seguidas, en un día repleto de sexo, sensualidad y erotismo y aparezco en la sesión de la noche en el Retiro, a ver la última película de uno de los habituales del festival, el prolífico japonés Takashi Miike. Película de samurais, muy contenida por ser de uno de los directores más salvajes y pasados de vueltas del panorama actual, el film, que se pasó hace unos días en Venecia, dedica 15 minutos a presentarnos un tío muy malo, una hora en presentarnos a un samurai muy bueno que quiere vengarse, reune a otros samurais y prepara la batalla y tres cuartos de hora en la batalla en cuestión. Si este tipo de peliculas no os interesan, pues no creo que os interese tampoco ésta, si habeis leido hasta aqui y seguís interesados, os explico que la película está rodada con mucha elegancia y mucho clasicismo en su primer tramo, con unos bellos paisajes, una buena recreación del Japón antiguo y una crueldad y violencia contenida pero efectiva y que la batalla está rodada con mucho virtuosismo, demostrando que Miike hace tiempo que sabe dirigir, sin exagerar más de lo que suele exagerarse en este tipo de batallas e impregnándola de ciertos apuntes cómicos como contapunto. Una película, si os gusta el género, recomendable. Un 3 sobre 5.

Ha sido un día largo y duro. Mañana Weerathakul. Espero estar aún con la suficiente capacidad intelectual, para hacer justicia a un director tan complicado.


5 comentarios:

  1. SantaSangre11:36

    Nuevamente una gran crónica. Gracias :)
    Coincido contigo en "A serbian film" es una película que se suma a la competición existente por mostrar mayores salvajadas... simplemente con ánimo de provocar, y de paso hacerse con una taquilla decentilla, en lugar de intentar hacer buen cine. Esperemos que pase rápidamente esta moda tan nefasta para el cine.

    ResponderEliminar
  2. Miroso15:02

    En efecto, gran crónica otra vez.

    Conste que lo que publicaste en su momento de A serbian film en este mismo blog es lo que despertó mi interés, pero después de tu valoración y la de Santa Sangre... renuncio a verla.

    Keep them coming! (lo que queda)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:14

    Despues de leer tu crónica he tenido que ver "A serbian fim". Coincido con que tiene algunas de las escenas y situaciones mas horribles que he visto. Pero no olvidemos que es una pelicula de ficción, y a mi me ha parecido que está bastante bien hecha. Consigue lo que promete, y más. ¿No queriais horror? Pues tomad dos tazas.

    ResponderEliminar
  4. SantaSangre17:46

    El problema es amigo Anónimo, según mi criterio, que no por mucho mostrar escenas horrorosas convierten a una película en una "buena película"....
    Y últimamente, tal y como he escrito más arriba, se compite por mostrar escenas horrorosas, y en este aspecto A Serbian Film si que está por encima de muchas otras, en lugar de tratar de hacer buen cine.

    Ojo, lo digo sin ánimo de polémica, que para gustos están los colores.... y las mujeres ;)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:33

    Gran crónica de un día que pasó sin pena ni gloria. Comparto con David en 3 de las películas que fui a ver con él, en mi primera experiencia en Sitges (esto suena muy mal, asi que mi experiencia se debe simplemente y llanamente a la cinéfila. Las películas que fui a ver son Black Heaven, Red Nights y 13 asassins. Mis comentarios seran más breves, ya que no soy el experto.
    La primera tiene una historia y se va resolviendo muy bien, hasta llegar a los últimos 15 minutos, que sinceramente nose lo que quiso hacer el director, pero no la acabó adecuadamente, aunque en lineas generales me gustó. La 2a, Red Nights, bueno, qué decir... muy buenos planos, juega muy bien con los colores, pero nada más. La 3a, de Miike, me encantó! Bueno, muy digna y más viendo el nivel de ese dia. Tengo que decir que me gustan mucho las películas del Japón clásico, el honor samurai y todo ese estilo, así que mi punto de vista puede estar alterado, jeje.
    Bueno, espero leer más crónicas y enhorabuena por el blog, es genial.
    Tu amigo y compañero, Alberto.

    ResponderEliminar