domingo, 13 de octubre de 2013

Crónica Festival Sitges 2013. Día 3: Cosas que no pueden ser

Hoy vamos a aprovechar este previo para explicar nuestro malestar con la organización del Festival de Sitges, como prensa y como público en general.

Cosas que no pueden ser para que los que amamos este festival no dejemos de amarlo:

-Que cada año haya retrasos indignantes de más de una hora y que la organización sea incapaz de arreglarlo, con lo cual mucha gente que ha comprado entradas con margen para ir de un cine a otro se las acabe comiendo con patatas, al precio que van. Se soluciona muy fácil, dejando más espacio entre proyección y proyección. Nadie parece interesado.

-Que cada año haya problemas de proyección en las salas, con películas que se cortan o subtítulos que se desubican por culpa de que alguien no muy profesional está al cargo. Supongo que la solución es más compleja, pero es desesperante. Y trae retrasos.

- Que cada año tengamos que sufrir la incomodad del Cine Prado sin que se haya renovado en décadas, con butacas incomodísimas y viendo películas en sillas de casa, que incluso en alguna proyección se rompen. Se arregla con una renovación urgente de un cine que no es digno de un festival que pretende ser de primera. Que las entradas cuestan casi 10 euros, por favor...

-Cada año se programan demasiadas películas pero se descuida al público, que es entusiasta, pero que al final tiene un límite, ya que a veces se le obliga a ver las películas en condiciones muy precarias, por todo lo citado anteriormente y por el poco cuidado en otros aspectos como subtítulos en 3D o algunas calidades que no se entienden. El festival de Sitges vive del fan incondicional. Pero hay mucho fan que está hasta las pelotas. Os lo aseguro porque nosotros nos movemos de verdad entre la gente.

Cosas que no pueden ser para con los acreditados:

-Que de algunas sesiones, como el Capitán Harlock de hoy (con el problema de gafas 3D que os explicaré al final del post, para flipar) se disponga de 25 tickets para que los , no sé, 300 o 400 o los que sea de blogs acreditados nos peleemos a las 7'00h. de la mañana, madrugón incluido, por ellas. Con Sitges lavándose las manos ante el problema mientras nos hacía creer que había tenido una deferencia para con nosotros al pasar de los 8 a los 20 tickets para todo el festival, lo que es una tomadura de pelo pues es imposible reservarlos con los que hay disponibles. Se soluciona acreditando a los blogs que realmente lo merecen y no a ese más de 70 % de aprovechados que solo usan el blog para estas fechas para no perder su acre. Que son los que callan porque tienen las de perder ante estas injusticias. ¿Tan difícil es alguien que controle y separe el grano de la paja?

-Que en sesiones que no se van a llenar para nada como la de mañana en el Auditori de Sapi de Brillante Mendoza, no solo no haya pase de prensa si no que no haya disponibles tickets a las 7 y dos segundos (a mí me ha ocurrido hoy) y mañana se prefiera dejar el Auditori a medio llenar que dejar pasar a la prensa sin ticket a última hora. Lamentable. Y ésto sirve para casi todas las sesiones del festival.

El público y parte de la prensa de Sitges somos fans, entusiastas, que vemos 40 películas y los blogs además luego hacemos el esfuerzo de escribir sobre ellas. Tanto para unos como otros, público y prensa, es agotador. Se logra con ilusión. Si el festival transforma nuestra ilusión en indignación y reproche todo se hace más difícil. Y entonces no merece la pena. De momento este año no merece la pena el esfuerzo. Al menos éso creo yo hoy, por mi parte. Así que lo expongo como quien reza a un Dios imposible para que alguien ponga remedio a una situación que está ya demasiado anclada en algunos fallos categóricos como para que sean reversibles sin una profunda revisión de muchos aspectos y vicios ya adquiridos. Yo solo hago que conste. Y somos muchos los indignados, aunque la gran mayoría por un motivo u otro estén en silencio. A partir de aquí, nada más puedo hacer que confíar. Aunque sea en un milagro...

Y ahora pasemos a las crónica de hoy, cuando debieron ser cinco. Ala final os lo explico...

La sinopsis del festival

Al terminar el instituto, cinco amigos decidieron hacer una ruta por todos los bares de su pueblo. Sin embargo, la cogorza les impidió llegar al último pub de la lista: “El fin del mundo”. Veinte años después se reúnen para completar la hazaña, pero una serie de percances los llevan a enfrentarse a un fenómeno que podría poner en jaque a toda la humanidad... Edgar Wright regresa con esta hilarante comedia fantástica, cuyo reparto congrega lo mejor del panorama británico. 

Mi opinión

Dudé mucho si tras el tute de ayer merecía la pena levantarse para asistir a esta madrugadora proyección de The world's end en el Auditori. Me cuesta mucho comulgar con este tipo de comedias fantásticas y no es que no sea cercano a los universos de su director Edgar Wright, es que tan solo he visto una cinta suya (Arma fatal) que ni fu ni fa y ni tan solo he visto aún (aunque pienso hacerlo) la habitualmente muy bien valorada Scott Pilgrim contra el mundo. Pero bueno, finalmente aquí estoy, en un Auditori lleno un domingo a las 10'30h., para espero poder disfrutar de esta fiesta colectiva que muchos dicen será The world's end...

Y la verdad es que no me arrepiento pues es una cinta muy divertida, muy nostálgica, con una selección musical muy grande, con un ritmo que en ningún momento decae y con un subtexto sobre amistad y crecimiento de las personas y nuestra esencia  que merece mucho más  la pena que la de algunos títulos que de forma concienzuda tocan el tema. Reconozco que no es el cine que más me gusta. Pero la he disfrutado. Y a los que les va el género les ha parecido un festín. Nota:6,5

Mi tweet en caliente



Otras opiniones/otros tweets





La sinopsis del festival

Brad Anderson regresa a Sitges con un thriller tenso y vertiginoso, protagonizado por una Halle Berry estelar. La actriz encarna a una operadora del teléfono de emergencias de la policía, cuyo error cuesta la vida a una joven. Meses después, deberá superar su trauma para ayudar a otra adolescente, retenida en el maletero de un coche por un peligroso psicópata. Se inicia así una angustiosa persecución, con el teléfono móvil como vía de comunicación.

Mi opinión

He visto casi toda la filmografía de Brad Anderson desde aquella lejana y sorprendentemente terrorífica Session 9. Creo que es un director muy dotado para el thriller con acercamientos al terror, muy capaz de construir ambientes pero que no termina de hacer ninguna película demasiado redonda porque sus guiones suelen no estar a la altura de su innegable talento, quizás no excesivo, pero sí suficiente pare destacar. No parece que The call, a priori, vaya a ser su mejor película hasta la fecha, pero merece la pena echarle un vistazo. Aa Halle Berry la tenemos asegurada...

Poco me voy a detener hoy en hablar de The call, un producto bien rodado, con ritmo, pero muy previsible y con un guión cargado de tópicos y con un olor a telefilm que echa para atrás. En su favor diré que divierte, en su contra que si este es el nivel de películas que un festival debe traer que baje Dios y lo vea. Nota:5

Mi tweet en caliente


Otras opiniones/otros tweets





La sinopsis del festival

Un Los Angeles de lujo. Un trabajo de éxito. La vida de Charles es perfecta hasta que su novia lo abandona. Para recomponerse, Charles contará con sus excéntricos amigos. Roman Coppola (hijo de Francis, hermano de Sofia) dirige esta hermosa fábula, delirante y bella, que entronca con el imaginario de Wes Anderson y que cuenta con un Bill Murray con aires a John Wayne.

Mi opinión

Hasta hace muy poco no había visto la ópera prima y hasta ahora única película (y éso que hace diez años de aquélla) del hijo de Francis Ford Coppola, Roman Coppola. Pero preparando posts de "previo Sitges" en el blog me dediqué a verla. Se titula CQ y fue una sorpresa muy agradable con la que no contaba. Así que tras el visionado de CQ, la película de hoy de título alucinante, A Glimpse Inside the Mind of Charles Swan III, pasó a formar parte de aquellas películas que deseaba ver para comprobar si Roman Coppola pasaba directamente a ser uno de esos directores a seguir, o si su anterior película había sido una casualidad, o un estado de ánimo mío...

Y la verdad es que según mi opinión esta segunda cinta de Roma Coppola se encuentra entre lo peor del festival. Excepto una bonita declaración de amor el resto es mala a rabiar, con momentos vergonzosos, una comedia que va de moderna y no funciona, sin sentido, sin apego por sus personajes, sin la distancia cruel y existencial de Wes Anderson, sin nada. Trata los mismos temas que en la notable CQ, el mundo interior y creador de su protagonista, su frustración ante la imposibilidad de hacer algo digno con ese mundo en la realidad y con ello los problemas con la propia vida, etc,etc, pero lo que allí funcionaba como una bocanada de aire fresco aquí naufraga sin remisión, de principio a fin. Un desastre. Nota: 1,5

Mi tweet en caliente


Otras opiniones/otros tweets





La sinopsis del festival

5 años de producción, 896 terminales empleados, 806 dispositivos usados para renderizar 1.400 planos... Los números de Space Pirate: Captain Harlock son impresionantes. No es para menos: la expectación ante el reboot del manga de Leiji Matsumoto en un universo tridimensional era altísima, y el equipo del filme se ha asegurado de que ningún fan quede decepcionado, manteniendo la esencia de las aventuras de este pirata del espacio y proporcionando un baño de tecnología CGI que ha despertado la admiración del mismísimo James Cameron.

Mi opinión

Pues una vez en la cola y tras esta vez sí, haber logrado el ticket ayer a las 7'00h. de la mañana se nos prohíbe entrar a la prensa y a unos pocas personas con la entrada comprada porque el cine...NO DISPONE DE SUFICIENTES GAFAS EN 3D!!! Como lo oís. Un problema más de organización inexplicable y muy patético. Después tenía que ver Ugly...He optado por largarme a casa. Otro día será. Ambas. Hoy mi ilusión por Sitges es 0. Es a lo que se arriesgan...

8 comentarios:

  1. Pues que te voy a decir, ya sabes, estas mierdas ya hace mucho que pasan. Se agradece que el festival haya crecido tanto en oferta cinematográfica, pero tengo la sensación que lo ha hecho a costa de la organización. Retrasos, malentendidos, escasez de entradas... y todo con solo tres salas. Tendrían que ir con cuidado, a veces se puede morir de éxito, y sería una lástima. Bajo mi humilde opinión, lo ideal sería añadir más salas aunque entiendo que son tiempos difíciles. Entonces lo mejor que podrían hacer es reducir un poco la programación y no se montarían estos pitostes. En fin, una lástima la verdad.

    De las pelis hoy poca cosa, no me atraen demasiado. Ya veo que os lo habéis pasado pipa con The world's end y menudo fiascazo Roman Coppola, no?

    Nos vemos mañana por fiiiiin!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Llego al hotel cabreado. Hoy el cine se ha ensombrecido por el incidente con las gafitas de 3D. Es curioso como cuatro horas después, en el auditorio, todo son flashes, buen rollito y acreditados por un tubo bien acomodados en su butaca. La vida real también juega en este tinglado del cine.

    Comenzando por el incidente montado a la puerta del Cine Retiro, es sencillamente demencial. Ha sido como una escena de película en donde se dividen los protagonistas o se arrebatan los hijos de los padres. Yo entro-tu no. Fui de los últimos afortunados en entrar, pero en mi retina tengo las miradas de mis amigos con cara de sorpresa e indignación. Tremendo. Luego en el cine, reservados los asientos, pero no entran, no entran, al final en la puta calle. Vergonzoso.

    De lo señalado para el gran público, totalmente real. Es mi real primera vez, ya que hacía mucho que no venía y te encuentras con esto. Subtítulos que directamente no salen y no se queja ni dios! Eso sí, me levanto para decirlo y encima el voluntario de turno me responde con cierta antipatía...
    Los retrasos y a la carrera para ver las películas compruebo que es un mal asumido por todos, otro más.
    El Auditorio es muy bueno, pero los otros dos, y en especial el Prado es de película de Fellini. El de Amarcord era mucho mejor que este.
    Ayer delante de mí, a una persona se le reventó el asiento, tal cual. Tuvo que estar de medio lado y sin moverse. Ah, también he probado sus maravillosas sillas de Cine de Verano. El culo cuadrado y el cuerpo rebelandose. Joder que eran la 01:00 !!
    De todo lo demás también doy fe. El sufrimiento por coger una entrada es tremendo. El esfuerzo titánico. Hay que cuidar mucho más a los que esperan esta fecha del año.
    Mañana dejo Sitges, no porque quiera sino porque hay otros deberes que hacer. El sabor es bueno, pero estas no-pequeñas cosas hay que subsanarlas que es muy facil. Renovar unas butacas cuesta muy poco en proporcion a los ingresos por entrada. Diez euritos x espectador, echen cuentas.
    Viva el cine, viva Sitges pero bien hecho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo no estoy allí David, aunque dos de mis compañeros sí. El tema es que viendo la programación y viendo las instalaciones que tiene el festival poco pasa. Es imposible coordinar tantas películas en tan pocos cines y días. La prensa es siempre la que más sufre con este tipo de propuestas. Un reducción en la Selección creo que sería la solución, a parte de todas las reformas materiales que necesitan. Ánimo, que queda mucho cine.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Miroso13:17

    Me parece vergonzoso lo que cuentas, y ya recuerdo de tus crónicas del año pasado algún fallo de organización también lamentable. Lo siento.

    ResponderEliminar
  5. Yo no estoy allí porque desgraciadamente al final no he podido ir, pero mi compañera de Tokio que ha ido me está comentando lo mismo. Vamos, lo que ya te pregunté sobre el jaleo de las entradas por el twitter de Tokio. Penoso, la verdad, no pensaba que funcionaría así.

    Y muy de acuerdo con la crítica de Charles Swan y lo que dices sobre la anterior. Me la esperaba muy horrible tras leer críticas cuando se estrenó de críticos de EEUU y no me pareció tan tan terrible (la salvo un poco por la estética) pero si bastante penosa. Una pérdida de tiempo del señor Roman y de los actores que saca, la verdad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Uf, pues vaya, es una pena. Plantearse allí con toda la ilusión y q detalles como estos te amarguen un poco la experiencia. Espero que tomen nota y que os llevéis algún que otro peliculón para compensar... Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Una pena habiendo tanta emoción, pero siempre ocurren estas cosas que tampoco se disculpan, hay mucha asistencia seguramente y muchos acreditados; es una buena y justa protesta, debe haber mayor respeto en las organizaciones. Por acá algo así me pasó, había que hacer colas enormes y muchas veces al último ingresaba la prensa si es que había cupos y eso fastidiaba porque te podías quedar afuera y ese trato no es el mejor.

    Las tres cintas las tengo, no me crean demasiado apuro pero las veré. Un abrazo, y toda mi solidaridad para contigo.

    ResponderEliminar
  8. Wendy21:59

    La forma de solucionarlo es evitar programar películas basura, como The jungle o esa infumable Mariah Mundi y dejar ese hueco para reprogramar las cabezas de cartel.

    Antes, con ir un par o tres de días te hacías una idea de lo importante del festival: ahora te tienes que pedir una semana de vacaciones e instalarte en el pueblecito (que ha perdido todo su encanto festivalero que tenía antaño) para poder ver algunas de las buenas.

    ResponderEliminar