lunes, 30 de abril de 2012

Crónica del D'A (1): Grandes dosis de cine francés

Pues estoy inmerso en el festival D'A, festival de cine de autor de Barcelona y durante estos primeros tres días he podido visionar ya seis películas, dos por día. Voy a analizarlas brevemente a continuación. Antes que nada constatar que el festival está siendo un éxito moderado de público y que la calidad de las películas está siendo algo inferior a lo que esperábamos e incluso algo inferior a la pasada edición. Pero queda mucho. Sí quiero criticar la chapuza que se ha hecho este año con la retrospectiva a  Claire Dénis, con proyecciones en la filmoteca y casi todas fuera de las fechas del festival. Algo surrealista y bastante indignante, ya que entiendo que una retrospectiva anunciada a bombo y platillo como parte del festival debería coincidir totalmente con las fechas del mismo, como ocurrió la pasada edición con la fenomenal retrospectiva a Guy Maddin. Cuidado D'A, porque un festival que celebra su segunda edición y que está llamado a ser el más importante de la ciudad no puede cometer estupideces de este calibre. Siempre pasan factura. En fin, casi sin tiempo para escribir (ésto no es Sitges, con mis días de fiesta y mi total dedicación) pero relajado y  feliz tras soltar lastre, aquí van mis primeras seis películas vistas en el festival (cuatro de ellas, francesas).

Recordad que también están informando, quizás de otras películas, quizás con otras opiniones los amigos de Cine Latino, con una crónica diaria y los amigos de Después de 1984 con una crónica, como yo, cuando pueden. Imprescindibles ambos blogs si te interesa de verdad lo que está ocurriendo en el D'A.


Un amour de jeunesse

La joven realizadora francesa Mia Hansen-Love nos presentó en la inauguración su tercera película, una deliciosa historia que es una crónica del primer enamoramiento, su difícil, lenta, pero segura superación y el poso que deja en nosotros para el resto de nuestras vidas. La primera parte de la película, sencilla, algo rohmeriana, un pelín empalagosa, nos narra el total enamoramiento de una adolescente por un joven soñador que termina por abandonarla. Naturalidad, sencillez, una transparente fisicidad y el retrato de una chica con cierta tendencia a la dependencia emocional y con una notable inseguridad en sí misma llenan de claridad, de sutil brillantez ésta primera parte de la película. La segunda parte es aún mejor. Tras la notable depresión de su protagonista, continuos saltos temporales muestran como tras los años, sin milagros, sin grandes porqués, el paso del tiempo cura la herida y devuelve las ganas de vivir transformando la protagonista en otra persona. Pocas veces he visto narrada de forma tan brillante la superación de un primer amor, su aparente olvido. La tercera parte en que vuelven a coincidir ambos, termina por parecerme la más fallida pues rompe un poco la coherencia de lo que había explicado hasta entonces, haciendo que los personajes, pese a entender que siempre quedará una chispa, en cierta manera involucionen. Sin ser perfecta ni mucho menos (la película me parece irregular y algo lenta) el film contiene numerosos aciertos y  muestra la personalidad de una directora con estilo, lejana a modas de direcciones rimbombantes que dará de que hablar. Y la interpretación de la joven Lola Créton es más que espléndida. Una buena inauguración, sin duda.


Hors Satan

En mi haber ya contaba con dos visionados del cineasta Bruno Dumont, L'Humanité y Twentynine palms, suficientes para conocer lo raro, raro que es este director. Con Hors Satan vuelve a realizar una película inclasificable, muy contemplativa, con actores no profesionales, feos, vulgares, en el límite de la cordura y nos muestra un conjunto de situaciones, a veces violentas a veces tiernas, en que un vagabundo intima con una joven maltratada, la defiende con estallidos de violencia, la ama a su manera y se dedica a exorcizar a gente del pueblo que quizás está poseída por alguna especie de diablo. Dumont consigue desesperar e indignar en gran parte de su metraje a un espectador cansado de tanta tontería, de tanta contemplación sin sentido, de tanta vacuidad, pero en otras ocasiones logra impregnar de misterio, ambiente enfermizo, de extrañeza malsana, de extracto de mal puro una narración que cuenta con muy pocos medios, con pocos espacios, con muy pocos recursos. El producto resultante es muy desconcertante pero no carente de cierto misterio sugerente, para algunos espectadores que entren, ni que sea en parte, en el rollo alienante del director.


Orson West

La interesante ópera prima de Fran Ruvira pretende ser un híbrido entre ficción y documental y un juego metalingüístico de cine dentro del cine que al menos como punto de partida, es meritorio. Un equipo de rodaje realiza una película en un pueblo en el que Orson Welles estuvo realizando localizaciones muchos años atrás. El rodaje es ficción. La historia de la actriz de la película, nacida en el lugar y que regresa al pueblo tras un asunto amoroso mal cerrado es ficción. Ambas ficciones están muy desaprovechadas y se salvan por los puntos de humor que le otorgan un trío de niños y un viejo que observan el rodaje y el director del film, de tono muy autoparódico y algo cínico para con los directores. En el lado del documental están ciertos apuntes irrelevantes sobre la verdadera historia de Welles por las tierras y los testimonios de los abuelos del lugar (sin duda lo mejor) sobre sus recuerdos del genial director. Al final, una película que se ve con curiosidad, que no aburre, pero que termina por ser un híbrido sin demasiada gracia, que con la excusa de dejar espacios para la interpretación del espectador termina por no ofrecer un tono personal al relato. La dedicatoria final a Joaquim Jordà muestra que el referente del director es espléndido pero que la distancia con él es, por ahora, inmensa.


Romance Joe

Película coreana, ópera prima del director Lee Kwang-kuk, ayudante de dirección hasta la fecha de Hong Sang-soo, en que el discípulo, pese a mantener cierto tono conversacional naturalista y plagado de alcohol y gente del mundo del cine parecido al de su maestro, lleva a otro estadio algo más abstracto y formalmente más complejo su film. La película es una maraña de relatos contados por protagonistas, dentro de los cuales los protagonistas cuentan otros relatos, dentro de los cuales los protagonistas cuentan otros relatos... Quizás reales, quizás idealizados por el recuerdo o quizás inventados a partir de experiencias propias, la maraña de relatos que aludía se hace confusa y difícil de desentrañar. La tristeza existencial, los amores perdidos y la creatividad como motor de salvación en nuestras vidas constan, pero quedan demasiado difusos dentro de un riesgo formal y argumental que pesan  a la película como una losa y del que no logra emerger jamás, provocando cierto tedio. Con buenas maneras para ser una ópera prima, pero claramente fallida.


Les bien-aimés

De nuevo de tierras francesas nos llega la última película del personal Christophe Honoré, una historia de dos generaciones, madre e hija, con sus tendencias algo impulsivas para con sus vidas y sobretodo en cuanto al amor se refiere. La historia de esa familia algo disfuncional, de estas dos mujeres impulsivas condenadas a la soledad existencial y al desamor, está contada con gran lujo de detalle fetichista, colorido, pomposidad estético-gay, canciones y con enormes altibajos en la narración. Momentos de gran calado emocional que conmueven al espectador (las dos muertes, algunos instantes de profunda y abstracta melancolía) se alternan con momentos sosos e incluso con trazos de guión muy difícilmente creíbles y algo vergonzosos. Buenas interpretaciones, momentos de virtuosismo formal y otros de indudable emoción no son suficientes para llevar la película más allá del aprobado holgado pero muy lejano a la obra coherente, regular y superior.

L'Apollonide

Estamos ante una de las películas más esperadas del festival, que casi llenó la sala grande y que me resulta más difícil de criticar y de puntuar. Bertrand Bonello realiza sobretodo un virtuoso ejercicio de estilo para narrarnos las vidas e intimidades de estas protitutas que viven y trabajan en un prestigioso burdel de finales del s. XIX, principios del XX. Con una dirección exquisita y de mérito en un espacio casi cerrado, claustrofóbico, la película empieza por generarnos una cierta fascinación con el mundo que narra (de forma preciosista pero realista, detallista) para ir evolucionando en el tono e ir cambiando nuestra percepción y nuestros sentimientos que no solo se identifican con el tedio, la opresión, el miedo y la infelicidad de las prostitutas, sino que a medida que el director nos muestra ciertos ambientes enfermizos, violentos y degenerados,  nos provoca importantes dosis de repulsión putrefacta, de indignación, de rechazo, de asco. Mi percepción es que tales sensaciones cambiantes son las que el director pretende provocar y generar, cambiando el  cierto encanto bucólico generado por nuestra fantasía en el inicio por una brutal degradación e indignación con lo que vemos a medida que avanza su metraje. Por lo tanto, pese a que su visión no es nada agradable hay que reconocer a la película el mérito que tiene, remover nuestras conciencias y nuestros intestinos al tiempo que nos explica con detallismo esteticista la forma en que se vivía, casi como en un adinerado club social, en los burdeles de hace un siglo.

Es todo por hoy. A ver si a media semana puedo volver a informar. Por aquí os espero.

20 comentarios:

  1. Acabo de volver de finde...

    No será el tema de los recortes presupuestarios lo que ha rebajado el nivel del festival??

    Me pongo en marcha a ver si puedo ver algo...

    Un abrazo!!

    Pdt: buen repaso a las películas que has visto..., no te canses y disfruta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, amiga Laura. No me termino de creer que te pases, ja,ja. En fin, si te animas menos el jueves, todos los días un momento u otros estaré por allá. Un beso.

      Eliminar
  2. Vaya, las francesas me han llamado mucho la atención, espero poder verlas dentro de no mucho tiempo. Disfruta del festival, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mara. El festival se ha teñido de películas francesas. Espero las puedas disfrutar. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gran post, David, coincido contigo en el nivel, más flojo que el anterior hasta el momento. Y la organización en si está claro que en una segunda edición debería ser más efectiva que en la anterior. Ya veremos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Pues no perdamos la esperanza John. Nos vemos. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Vamos por partes, coincido 100% en la superchapuza de la retrospectiva, no se como se la apropian y luego ni si quiera coincide en fechas, sin comentarios... Sobre las películas Un amour de jeunesse me parece interesante aunque me dejo bastante frio, Hors Satan sin ser nada del otro mundo me sorprendio para bien, L'Apollonide me gustó aunque le falta chicha. El resto no las he visto, pero intentaré ver Les bien-aimés. Buen trabajo David :-). Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Geracias Daniel. La verdad es que estamos bastante cerca en opiniones, por el momento. Algo gordo pasará, ja,ja. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Pues yo hoy me incorporo al festival como aquel quien dice, jeje, por fin he acabado el maldito turno de noche. De las que mencionas solo he podido ver Un amour de jeunesse y la encontré muy insulsa, es cierto, tiene un punto Rohmer y algunos aciertos, pero no me convenció. También parece que de momento el nivel no es muy alto, pero tus 4 estrellas a L'Apollonide no me han pasado desapercibidas. A ver que te parece esta tarde Weekend, uno de los mejores aciertos del festival. Como ya sabes ;) esta tarde me voy a ver animalitos!! Os cuento, Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loa animalitos, los animalitos, ja,ja. Bueno, las películas van pasando y pese a mi cuatro a L'apollonide y el indiscutible 4 para Weekend que estoy por postear, sigue sin surgir la peli grande que haga que cualquier peli mala haya merecido la pena. Tendremos paciencia. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Gracias, David.Para los que no tenemos la ocasión de asistir al festival, tus críticas son algo precioso y muy interesante. Soy una apasionada de todo lo francés, incluído su cine y si me citas, aunque sea de pasada, a Rohmer, me muero de envidia. ¡Disfrutadlo mucho! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta. Que sepas (y no lo digas muy fuerte) que algunas de las francesas están por internet, incluída la rohmeriana. A ver si puedes disfrutar de alguna. Un beso.

      Eliminar
  7. Lo dela retrospectiva me parece una auténtica pena. Reunir la filmografía de un autor para que luego apenas se pueda ver es de esos errores que solo se pueden justificar por el hecho de ser un festival incipiente y de escasas ediciones. Supongo que lo corregirán en el futuro.
    Me alegro mucho de lo del Mia Hansdon Love. Además por que voy a tener oportunidad de verla. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el año pasado V, la retrospectiva la hicieron bien, así que hemos dado un paso atrás. Tengo interés en ver que te parece Un amour de jeunesse. Por aquí hubo diversidad de opiniones. A ver si esta vez coincidimos. Me haría hasta ilusión, ja,ja. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me han dado ganas de ver Un amour de jeunesse, se me hace que es de esas pelis romanticas y dramaticas que tanto me gustan. Y me has dejado muy intrigado con Hors Satan. De Dumont se espera cualquier cosa en realidad, y aunque no te fascinó del todo le guardo cierta fe a la pelicula. Ya caerá.
    Gracias por las reseñas David.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya has visto películas de Dumont, ya sabes por donde van los tiros. Pero te confieso que en esta a ratos estuve indignado. Y de Un amour de jeunesse hubo por aquí diversidad de opiniones. A algunos les pareció algo lenta y fría. Y no sin parte de razón. A ver que te parece. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Como sabes estoy bastante de acuerdo contigo aunque en los blogs no lo parezca porque ambos destacamos aspectos diferentes

    Espero estar en desacuerdo con Romance Joe, que yo voy a ver el domingo y que me apetece especialmente

    Nos vamos viendo por allí

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fui a ver Romance Joe con dos personas y una le puso tres estrellas y otra cinco, o sae que no pierdas la fe y espero, de verdad, que a diferencia de mí la disfrutes. Por allí nos vemos. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Disfruta David.
    Tomo nota de tus críticas. A ver "Weenkend" que te parece. La tengo encima del DVD para verla esta semana.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias C. Noodles. Ahora voy a proceder con Weekend pero te avanzo que me gustó bastante y que por ahora es lo mejor del festival. Un abrazo.

      Eliminar