miércoles, 21 de marzo de 2012

Películas de otros blogs: Love exposure (Después de 1984)

Es difícil ser objetivo con el blog Después de 1984 en el que escriben dos personas Alan Smithee y BCNdays, con los que tras coincidir en el Phenomena y en el festival de Sitges nos une la amistad. Sin embargo, ya antes de conocerlos personalmente era uno de mis blogs de cine de referencia. Además de tener unas críticas directas y cuidadas, breves y fáciles de leer, un diseño de la página precioso y vivir en Barcelona, por lo que me sirven de referencia para descubrir y compartir eventos, además, sus gustos cinematográficos en la mayoría de los casos se parecen mucho a los míos, por lo que me dejo influenciar muchos por ellos. Con un pie y medio en la actualidad, atentos a los festivales de la ciudad, intrusos en un festival de San Sebastián que cubrieron con generosidad y profesionalidad admirable y con la vista también puesta en títulos más antiguos a descubrir, series de televisión e incluso música, Después de 1984 está muy por encima, aún sin haber cumplido los dos años de vida, de la gran mayoría de blogs de cine que invaden la blogosfera.
No hace mucho hablaron de la película Love Exposure, un largo film del extremo director japonés Sion Sono que yo aún no había podido ver. Ahora sí lo he hecho.

Presente en la edición del 2009 del llorado festival BAFF de Barcelona en la que se hizo con el Premio del público, Love exposure fue la primera película del director Sion Sono que deseé ver. Sin embargo me la perdí durante el festival y aunque pronto la pude recuperar por internet, su larga duración de cuatro horas me había hecho irla dejando a un lado, aunque siempre tuve claro que la terminaría viendo. Tras leer a BCNdays por fin me animé.
Love exposure, finalmente, ha sido la cuarta película del realizador nipón que he visto. Además tras ella he visto otra más para hacer este post más completo. Así que más de un post sobre la película en sí voy a realizar un post sobre uno de los directores más extremos no solo de la cinematografía asiática, sino de la mundial. Cada vez que termino de ver una película de Sion Sono pienso que es la cinta de alguien que no está bien de la cabeza y que utiliza el cine como terapia. Luego algunas me gustan más y otras menos, pero siempre me invade esa sensación de locura. Y es que el cine de Sion Sono es una mezcla de géneros y colores muy personal e intransferible. Muy violento, con mucho gore, con humor de trazo grueso, muy extremo en sus historia histéricas e inverosímiles, al final el director intenta hablar a su manera de lo enferma, sexualmente y en cuanto a relaciones personales que está la actual sociedad japonesa. Su cine puede seducir, conmover, excitar, sorprender o también puede desinteresar por completo, si no se es capaz de entrar en su mundo de excesos. Y un aviso para lectores desprevenidos seducidos por lo que vamos a contar hoy. Sion Sono no es para todos los públicos. Más bien lo contrario.
Sion Sono, nacido en Toyokawa en 1961 y antes poeta que director de cine tiene en su haber documentales, cortos y largos de ficción y trabajos para televisión. Además ha sido guionista y actor y puntualmente compositor, productor y director de fotografía. Así pues, un todoterreno en el mundo del cine. La primera película que vi de él, finalmente, fue una de las menos conocidas y menos representativas de su filmografía. Se trata del film de terror Exte: hair extensions, una película bastante prescindible de la que, para ser sinceros, poco recuerdo, más allá de que mezclaba los tópicos del cine de terror nipón de última hornada con un humor grotesco y desconcertante made in Sono que la diferenciaba en parte del resto de productos de este estilo, pero que la hacía bastante desconcertante. Era una historia, como no, de maldiciones y pelucas protagonizada por la actriz de culto Chiaki Kuriyama.

La segunda película suya que vi, hace casi un año, en el marco de la primera edición del muy prometedor festival D'A (Festival de cine de autor de Barcelona) fue Cold Fish, su antepenúltima película terminada hasta la fecha. Cold fish es una larga película (140 min.) sobre una pareja de asesinos en serie y un buen hombre, sumiso, al que usan a su antojo. Mezclando la comedia, el thriller, el drama, lo erótico, el terror y el gore, la película sorprende en su pura desvergüenza, en su inagotable exceso, en el clima enfermizo, en su auténtica demencia. Bien dirigida, mostrando una gama de luces y colores tan histriónicas como sugerentes, excesivamente sobreactuada por sus interpretes y con unos treinta minutos finales de gore radical y autoparódico, la película no es para todos los gustos y puede asustar e indignar a un público no preparado para lo que va a ver. A su favor su radicalidad, en contra que se ve como un divertimento gamberro y se olvida con facilidad.

Tras ella, en el pasado festival de Sitges vi su última película hasta la fecha. Se trata de la polémica Guilty of romance y no polémica solo por su temática sexual y su machismo (tan excesivo que no se sabe si es crítica o parodia o demencia) sino por las diferentes opiniones que levantó tras su visionado que fueron desde la fascinación de algunos al radical y frontal rechazo de otros. Yo me mantuve en un término medio, aunque a grandes rasgos, la película me agotó más que me fascinó. Dije lo siguiente entonces "lo que ha realizado el director japonés Sion Sono con su nueva película es de frenopático. Yo veo la peli como el delirio de un loco plasmado en imágenes y como tal, el resultado es tan atractivo como desconcertante. Todo empieza con un matrimonio culto, pero que entre sus características tiene la ausencia de sexo. Ello degenerará en una progresiva caída de la mujer en los terrenos del porno, la prostitución y la locura, sin posibilidad de marcha atrás. Sion Sono tiene un estilo único y para bien o para mal, no se parece a nadie. La película es muy delirante, muy histérica, muy histriónica, colorista, demente, excesiva y con un humor muy negro. Moralmente muy censurable (lo que es parte de la gracia) Sono compone con Guilty of romance un ente inclasificable sobre la caída de una mujer al submundo del sexo, recomendable para locos y para espectadores abiertos a sumergirse en la extrema locura".

Pues bien, tras estas dos experiencia extremas y tras leer a los amigos de Después de 1984, me dispongo a encarar la película más larga de este realizador y la que lo lanzó directamente a autor de culto. Se trata de Love exposure del año 2008 y de cuatro horas de duración. Antes que nada quiero aclarar que para mí es la mejor película del director japonés de las que he visto hasta la fecha, aunque no la calificaría de sobresaliente. Vuelve de nuevo a mezclar géneros, desde el melodrama al cine juvenil, desde las artes marciales a el erotismo, del gore al género policíaco pero en este caso con unas intenciones creo más claras que en sus anteriores películas. Realizar una película romántica excesiva y componer una crítica de la religión a todos los niveles, además claro, de una crítica a la siempre enferma y desestructurada sociedad japonesa. Sion Sono cree en él y en su estilo. Muestra de ello es el vacilón prólogo de una hora, tras el cual aparece el título de la película. Aún quedan tres horas más. Y la película se va atrás en el tiempo para presentarnos a los personajes que la componen y que historias les han llevado hasta  el desquiciado punto en que nos encontramos. Aclaradas las historias, llenas de pasados turbulentos con padres abusadores sexuales o adictos a castigar a sus hijos física y emocionalmente la historia se une en sus fragmentos y se dirige hacia el futuro en la más absoluta radicalidad. Las sectas religiosas, la industria del porno, la pasión, la desestructura familiar y la locura (una vez más) tiñen a la película de texturas, de colores, de escenas memorables y de otras menos acertadas para al final, explicarnos una historia de amor total, de entrega y sacrificio, como nadie jamás nos la había explicado. Finalmente parece que por una vez, el director, se apiada de todos sus personajes y los perdona, los humaniza dentro del brutal esperpento a que los ha sometido y termina con una luz de esperanza. Terminado el viaje, con los títulos de crédito paseando por la pantalla, uno puede tener varias sensaciones, incluso contradictorias, agolpándose en su mente algo trastornada ya. Sin embargo, por encima de todo, uno se da cuenta que el viaje hasta allí ha sido único y nos convence que quizás (y ésto creo que lo diferencia de otras películas posteriores del director) la única manera sensata de mostrar en lo que se ha convertido la sociedad de hoy día es a través de la locura desenfrenada, del puro esperpento, del inagotable, sugerente, original y repetitivo exceso. Mares de sensaciones. Para bien o para mal. Mucho más de lo que la mayoría de cine actual ofrece. Por cierto, no lo he leído que yo recuerde, pero seguro que es una de las películas favoritas de Tarantino de los últimos años. Seguro.




Finalmente decido ampliar el post viendo algunas de las primeras películas de Sion Sono y elijo la primera en hacerlo destacar en los circuitos festivaleros de Occidente. Se trata de Suicide club, una película que pese a su gore puntual y excesivo es mucho más contenida que el cine del realizador que hemos comentado hasta ahora. La cinta empieza con una secuencia buenísima y brutal de un suicidio colectivo de más de 50 estudiantes que se lanzan a la vía del tren. A partir de allí los suicidios se suceden y la policía empieza a sospechar que los suicidios no son fortuitos, sino inducidos, y empieza a buscar las posibles causas de los mismos. Pero el terror no para. El prometedor inicio se convierte en una locura argumental y sin demasiado sentido de final no sé si abierto o indefinido en el que caben sectas satánicas, grupos de pop infantil con mensajes ocultos, webs de suicidios y mucha infelicidad. Y justo en este aspecto, en la infelicidad inabarcable e insalvable que logra trasmitir la película, en ese halo algo poético y muy decadente, en la sugerencia de unas vidas que deambulan sin sentido, sin pasión, sin esperanza, es donde la película juega su mejor baza. Finalmente resulta una película extraña, como digo de las más contenidas dentro de su universo, cercana ya a los caminos de demencia posteriores, con dosis de salvajismo más puntual, recomendable para completistas del director japonés, del que seguramente, en los próximos años, seguiremos oyendo hablar. Y mucho.

Bueno, pues esto es todo por hoy.  Me encanta esta sección. Espero volver a realizar otro post con esta etiqueta más pronto que tarde. Seguid escribiendo todos, por favor, sois fuente de inspiración.

29 comentarios:

  1. Estupendo post. No te he leído del todo porque tengo Suicide Club a la mitad... y mira, igual la termino luego jeje. De Siono Sono ps eso, interesante, pero seguimos esperando su obra magna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quizás estoy de acuerdo contigo en que un día hará una película excepcional. Muchas gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Alaaa!! Te has pasao con la presentación de bloog, parece que te hayamos pagao! XD Ahora en serio, muchas gracias por la reseña, me has sacao los colores, ya sabes que el Lost highway blog es una fuente de inspiración y un referente inimitable para nosotros.
    De mis recientes descubrimientos tal vez Sono sea mi favorito, es cierto, es excesivo y barroco como pocos, me encanta. Estoy de acuerdo en que Love exposure es la mejor de todas (las que yo he visto también), me gusta mucho todo lo que dices de la película y es que despierta multitud de sentimientos, más después de 4 horas desenfrenadas. Suicide club me dejó una sensación rara aunque es bastante prescindible. En breve postearé Guilty of romance para completar la trilogía pero ya sabes que estoy entre los fascinados. Próxima estación: Himizu
    PD. En principio el sábado iremos a la de Ann Hui, así que ya sabes. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj XD ahora k le conoces, tendrás k invitarle a un par de birras sí o sí.

      Jooo yo kiero kedar con vosotros a ver la de esa o ese Ann Hui!!!!!!!!! :( jajja

      Eliminar
    2. Qué va BCNdays, sabes que he sido justo...
      Ya sabes que yo por Sono tengo una curiosidad brutal, al tiempo que no termina de convencerme. Pero "Love exposure" merece la pena. Sin duda seré de los que vea (si no hay problema) Himizu en el D'A, así que allí nos veremos.

      Y este sábado si puedo iré. Tengo que hablar con Sandra porque se tendrá que quedar con el Gerard si voy. Hablamos por e-mail. Parece que la convocatoria está teniendo éxito, ja,ja. Por mí que venga quien quiera y más se alegrará el de las birras del bar. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Ok hablamos.
      yosónico si algún día te pasas ya sabes que también tienes esa birra esperándote ;)

      Eliminar
  3. Soy una recién llegada a Después de 1984 y me gusta, así que te doy la razón en su valía. Sólo me queda compartir esas birras y una película con vosotros :)

    Me temo que en esa afirmación tan sutil de que no es para todos los públicos... va ser que ando yo... El gore, ya sabes que no es lo mío... es cierto a mi favor que soy curiosa pero no sé. Ya comenté que Love exposure y sus cuatro horas... lo veía complicado.

    Besos!!

    Pdt: me he perdido con lo que hay en Barcelona estos días... yo voy casi todos los viernes al archivo....... ¿hay algo este viernes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Laura Uve, tendrás oportunidades, así que cuando te apetezca. Veo que estás por las sutilezas, ja,ja. Tu verás.

      ¿Te refieres a lo que estamos aludiendo BCNdays y yo? Es un mini ciclo de cine coreano del que hablaron en después de 1984 hace muy poco.

      Eliminar
  4. Yo también los sigo y son buenos. Gran iniciativa, David.

    Saludos
    ROy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roy. Estamos de acuerdo. Saludos.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario, ¿has eliminado tu el comentario o lo hice yo sin querer al querer eliminar el vacío? Si es así perdona. Conste que lo leí y espero con interés tu aportación al cine de Sono. Un abrazo y si he ido yo el causante de eliminar tu mensaje, disculpa. Un abrazo.

      Eliminar
    2. No, lo borré pero vuelvo a escribir otro, te leí y me parece que ayuda mucho, justo voy a ver a Sion Sono entre otros autores asiáticos y he leído que es excéntrico y particular, que es un cine distinto que como tú suelo apreciar ya que veo de todo para pasearme por las diversas posibilidades. Tengo algunas que has mencionado, quiero ver unas tres de él y hacer una crítica general de su obra. y saludos a BCNdays y Alan que has felicitado. Saludos.

      Eliminar
  6. Despues de 1984 es un gran blog, siempre me paso por alli a conocer lo nuevo de Alan y Bcndays jeje. Yo la pelicula en cuestion no la vi, pero si vi El Club del suicidio y decirte que pese a todo el gore me encantó. No se, este director tiene una forma de mostrar el terror con una simplicidad increible. Me apunto el film David.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues site gustó El club del suicidio, Daniel, tienens muchos números de que esta te guste. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Yo también sigo 'Después de 1984'. Ahora no lo reuerdo, pero seguro que llegué a él a través de tí. Y te lo agradezco :) La verdad que que, a pesar de gustarme mucho el cine oriental, acabo viendo las películas más comerciales. Hay que recnocerlo. No he visto ninguna de las que citas en este blog. Las apunto. Un saludo, DAVID AMORÓS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues un placer, jordicine. Las películas son extremas no solo en contenido explícito sino también en estilo, así que son un riesgo. Si las ves ya dirás. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola David.
    Estupenda la forma de contarnos como es este director.

    A mí me parece bastante sobrevalorado. Reconozco que no he visto "Love exposure" porque no saco esas "malditas" cuatro horas, pero sacaré tiempo seguro.

    "Cold Fish" me parecio una locura, desmadrada, excesiva y tambien algo aburrida.
    "Guilty of romance" directamente no me gustó. Mucho humor negro, estética y gore, pero me resultó muy flojita.

    Veo a Sion Sono como un tipo que quiere hacerse notar, dar que hablar. ¿Pretencioso? Sin duda.


    Me gusta mucho más mi querida Corea. Hay joyas de muchos kilates.
    Que disfrutéis del ciclo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola,

    antes de nada gracias. Para seguir con un "te has pasado tres pueblos". jajaja! Te puede más el cariño que la objetividad, pero en el fondo me gusta más que nos quieras que que te guste lo que escribimos. Sabes que todo es mutuo ;P

    En cuanto a las birras, quien quiera tiene una cuando quiera.

    Respecto a Sono, estoy contigo y yosónico en que su obra magna aún está por llegar. De las que he visto me quedo con Love exposure, especialmente con su prólogo. Me lo pasé en grande con la primera hora. Supongo que con un pelín de contención en el metraje podría haber sido LA película que esperamos, pero igual la hubiese jodido. Nunca lo sabremos, así que a esperar esa obra maestra y a disfrutar de lo que haga por el camino, que seguro que vale la pena

    Un abrazo!

    Para los demás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se me ha ido el dedo...

      Para los demás también abrazos! ;P

      Eliminar
    2. Alan dos mensajes.... Qué afán de protagonismo tienes, je,je

      Seguro que el cariño me puede más que la objetividad aunque en este caso reitero que siento objetivamente lo que digo, aunque tus palabras, bonitas, las agradezco.

      No sé si Sono hará una obra magna porque un poco como insinúas, si la quiere lograr tendrá que contenerse un poco y si se contiene, pierde su rasgo autoral, así que espero que lo haga pero no pondría la mano en el fuego. Veremos Himitsu. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Lo primero decir que el blog de BCN y de Alan Smithee es auténtico, muy agradable de leer y con gran y variada información. Son unos cracks y merecen que los lea cuanta más gente mejor, y lo digo yo que no les tengo tanto cariño :-P (pero sí el suficiente como para intentar tratarlos todo lo bien que se merecen). Para mí es uno de los blogs de referencia en cuanto a estrenos de cine, como el tuyo, David…:-D

    Te leo sobre este director y pienso en otro, un tal Miike que todos conocemos. Pero me da que no va muy por ahí el cine de Sion Sono, aunque sí parezca también bastante radical, y lo digo sin, creo, haber visto ninguna de él, cosa que intentaré remediar. Love Exposure la pongo la 1ª de la lista.

    Genial la entrada.

    Un abrazo, David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias Javi, por apoyar mis palabras.
      En realidad en violencia explícita y cierto desmadre se podría parecer a Miike, aunque éste es muy dado a tocar varios géneros y estilos y Sono tiene unos rasgos autorales más definidos. Pero si te sirve como referencia puede servir para hacerse una idea del cine que hace. Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Ola!! tu blog está genial, me encantaria enlazarlo en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besosss

    Emilia

    ResponderEliminar
  12. Hey, llego un poco tarde jeje. Pues yo con Sono también tengo contradicciones, por una parte me gustó Cold Fish por original y fresca (aunque no me pareció redonda) y por otra soy de los que siente rechazo por Guilty of romance... así que no se como definirme, supongo que cuando vea más películas suyas podré opinar con más criterio. Eso si, quizás sirve como detalle pero no soy de los que espera Himizu en el D'A con grandes ganas, la veré, pero me apetecen más muchas otras. Un abrazo.

    P.D. Hoy me voy al Poble Espanyol y aún dan lo de las marionetas, ya te dire que tal me ha parecido ;-).

    ResponderEliminar
  13. Hola Daniel, pues ya me dirás, aunque lo que es el tema espectáculos gratuitos es muy mínimo.
    Respecto a Sono yo también estoy en un cierto terreno de indefinición, lo que por otro lado ya teiene algo de mérito. Si puedes mírate "Love exposure" que hasta ahora, de forma bastante unánime, consideramos su mejor obra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. He visto tres películas de Sion Sono y realmente me encanta su estilo, muy original de él, sobre todo en Love Exposure que es una película que cuenta con todo, valió sus casi 4 horas que me costó verla. Por si llega alguien a leer ésto, una pregunta respecto a Sion Sono, ¿El realmente dirigía películas de porno? es una curiosidad que tengo hacia él.

    Gracias por el artículo, llegué a leer todo :)

    ResponderEliminar