miércoles, 1 de diciembre de 2010

10 directores de culto actuales

Con motivo del estreno de Unclee Boonmee who can recall his past lives, vamos a hacer un post con diez de los directores de culto más elitistas que se pueden encontrar en el cine actual. La lista de directores, que no son Lynch, Egoyam, Greenaway, Trier o Jarmush, sino que son muchísimo más salvajes en sus propuestas que éstos, está tan solo destinada a cinéfilos con ánimos de escarbar en el cine más rompedor, innovador y experimental que se hace en la actualidad. Algunas de las películas que he visto y propongo, me desconciertan tanto, que a veces ni tan solo sé si me gustan, pero sin duda no me arrepiento de haberlas conocido. La lista, obviamente es parcial e incompleta, se basa en directores que he descubierto y podría extenderse a muchísimos nombres. Vuestro trabajo como cinéfilos, es irla aumentando.

1- Apichatpong Weerasethakul

Director tailandés que actualmente cultiva la polémica ante las reacciones de la elitista Unclee Boonmme who can recall his past lives, Weerasethakul debuta con el extraño documental Mysterious object at noon, para luego realizar las dos películas que lo catapultaron a la fama Blissfully yours y sobretodo Tropical Malady. Antes de la película que ahora se acaba de estrenar, realizó Syndromes and a century.
Apichatpong Weerasethakul, que en la mayoría de sus películas suele rodar en la selva tailandesa, que suele partir sus películas en dos partes muy diferenciadas y que realiza un cine tan extraño y sugerente como minimalista y hermético, nos suele hablar de gente humilde de las zonas rurales de tailandia y da mucha importancia a los sonidos de la naturaleza, al bosque con sus pájaros, sus insectos y sus aguas deslizándose. En sus tres películas selváticas trata temas como el erotismo, la convivencia entre vivos y almas o el camino metafórico hacia la enfermedad y la muerte. Muy lejos de cualquier posible etiqueta para catalogar su cine, yo recomendaría esta original trilogía selvática compuesta por Blissfully Yours, Tropical Malady (para mí su mejor película) y Unclee Boonmee who can recall his past lives, películas donde destaca la fisicidad de la selva y la espiritualidad de las propuestas.


2- Pedro Costa

Director portugués nacido en 1959, Pedro Costa es uno de los directores más reivindicados hoy en día por la crítica intelectual.
Muchas de sus películas están hechas en un barrio de Lisboa habitado por personas marginales donde graba en ambientes reales -sin ningún tipo de decorado- en un tono narrativo que se acerca a los documentales. Su intención es hacer visible la situación de miseria y desesperación que sufre esta gente marginal y hacernos partícipes de su dolor y de su sufrimiento, para remover nuestras conciencias. Su estilo es exageradamente estático. Busca una localización real, sucia, infame, coloca la cámara fija, a sus personajes reales y los graba en plano secuencia, declamando, en una especie de documental ficcionado o de ficción muy realista. Superando en algunos casos la duración más o menos estandard de las películas en la actualidad y debido a que además de su quietismo, quizás lo que vemos en pantalla no nos apetece para nada conocerlo, las películas de Costa, son de muy difícil visionado, casi de experiencia extrema. No conozco toda su filmografía, así que desde mi parcial visión, destaco No Quarto da Vanda (En el cuarto de Vanda) y Juventude em Marcha.


3- Lisandro Alonso

Lisandro Alonso es un joven director de cine argentino que tiene en su haber cuatro películas y un discurso estilístico absolutamente radical. Alonso nos muestra personajes rudos, algo salvajes y los sigue con su cámara deambulando en busca de algo, quizás su propia identidad, que no conocemos. La radicalidad, se origina en que no hay presentación y contextualización del personaje. O bien, sale de la cárcel y va en busca de su familia, o simplemente está en el bosque o en un barco que se detiene unas horas. No sabemos nada de sus vidas pasada, ni de sus problemas, ni del porqué de su marginalidad, ni casi tampoco de sus intenciones futuras. Lisandro Alonso se limita a mostrarlo, a seguirlo con su cámara, a retratar el ambiente y los sonidos por los que el personaje se mueve y nos obliga a reconstruir la historia a nosotros desde las muy escuetas informaciones que se nos han dado, desde aquellas horas en que hemos vagado al lado de su personaje. Su filmografía es la siguiente: La libertad, Los muertos, Fantasma y Liverpool.


4- Raya Martín

Este joven director filipino nacido en el año 1984 está dando mucho de que hablar en círculos muy cinéfilos. Genio para unos, auténtico "bluf" para otros, Raya Martín es uno de los varios directores actuales que acercan su cine al video-arte y filman películas que quizás sean más propias de exposiciones o museos que de exhibirse en cines. De todas formas, Raya Martín, alterna películas y cortometrajes más videoartísticos en la linea Andy Warhol, con otras mucho más elaboradas y cercanas a ciertas formas y estéticas más parecidas al cine que conocemos. Entre el primer grupo, cabe destacar la polémica Autohystoria, un plano secuencia de más de media hora de un tío paseando por la calle y una historia de secuestro y asesinato filmada en muy pocos planos que no sé como luciría en un museo, pero que vista como cine, a mi me parece una auténtica gilipollez y Now showing, un fresco de más de cuatro horas que no he visto, sobre la trabajadora de un videoclub rodada en digital y con interludios de la tradición fílmica filipina. Entre sus propuestas más "convencionales" encontramos sus dos primeros films, los documentales The island at the end of the world y A short film about Indio Nacional, documental mudo muy cercano de nuevo al video arte y sus estilizadas últimas películas, la muy sugerente Independencia, que logra atraparte en su estética cartón piedra y su música envolvente y Manila, en que Raya Martín dirige uno de los dos segmentos, sin duda el más experimental.


5- Albert Serra

El catalán Albert Serra, con tan solo tres películas, las tres habladas en catalán, ha logrado entrar en los círculos más elitistas del cine de autor contemporaneo. Tras su ópera prima, Crespià, the film not the village, realiza los dos trabajos que le han dado la fama que hoy posee, Honor de cavalleria y El cant dels ocells. Rodadas ambas en vastos paisajes y con una muy cuidada fotografía, en color y blanco y negro respectivamente, Serra coge en un caso a dos personajes literarios (Quijote y Sancho) y en el otro a los tres reyes magos de Oriente (Melchor, Gaspar y Baltasar) y los muestra andando por los paisajes, descansando, básicamente en sus tiempos muertos, en sus conversaciones más banales (lo que suele ofrecer el toque de humor un poco surrealista al film) y reivindica quizás el otro lado de la historia en un caso, la posible realidad de dos personajes de ficción en la otra, si realmente hubiesen existido. Albert Serra acompaña su cine desconcertante de una actitud (¿persona o personaje?) muy soberbia, muy pasota y bastante surrealista. El nuevo Dalí es para algunos un genio y para la gran mayoría un auténtico "jeta". De que lado estáis solo lo podréis descubrir si veis una de sus películas. Si os animáis yo me decantaría por Honor de cavalleria y, eso sí, no veáis la versión doblada (sobretodo si sabéis catalán o podéis diferenciar sus acentos), pierde gran parte de la gracia.


6- Hou Hsiao-hsien

Este director de cine taiwanés, aunque de origen chino, que debutó en 1980, lleva casi 20 películas en su haber y yo he de reconocer, que solo conozco sus últimas películas: Millenium Mambo, Café Lumiere, Three Times (que aquí se titulo Tiempos de amor, juventud y libertad ) y Le Voyage Du Ballon Rouge ( El vuelo del globo rojo). Películas de personajes perdidos y condenados a la soledad, el director se entreteniene en el devenir del tiempo, en lo insustancial de la vida, en lo concreto e insignificante para lograr lo absoluto y trascendente. Calmado, con muy pocos movimientos de cámara, hablando de unos personajes con los que no se involucra, mantiene la distancia y trata con frialdad, con una estética bella pero sobria, alejada de la belleza pomposa de otros colegas suyos orientales y con un ritmo más que lento y un contenido que se desvanece en anécdota, en devenir, Hou Hsiao-hsien es un director al que es muy difícil acceder, que a veces requiere el momento oportuno (incluso una segunda visión) y que trata en estos films de la soledad a que está condenada un grupo de gente, por su propia incapacidad de ser felices, de ser conscientes del paso del tiempo, de valorar lo pequeño, mientras aspiran a lo absoluto.


7- Jean Luc Godard

Supongo que algunos os preguntaréis que pinta aquí, entre los directores más destacables de un cine de culto elitista actual, uno de los más veteranos directores franceses, quizás la cabeza más visible de la novelle vague de la década de los 60 en Francia. Pues bien, la respuesta es fácil. Atreveos a ver alguna de sus últimas películas como Éloge de l'amour, Notre musique o la reciente Film socialisme y descubriréis a uno de los directores más vanguardistas y experimentales de la actualidad. Películas abstractas, con un sustrato altamente intelectual, con montajes extraños que mezclan la interpretación actoral y el archivo de imágenes, con géneros que no son una mezcla de ficción y documental, sino incluso una mezcla de cine convencional y ensayo literario filmado, Godard es un enfant terrible de más de 80 años, un director que se ha radicalizado con el tiempo y que interesará tan solo a unos pocos.


8- Guy Maddin

Este director canadiense, nacido en 1956 en la ciudad de Winnipeg (ciudad que da título a uno de sus últimos trabajos, un surrealista documental autobiográfico), posee un cine muy extraño y personal, aunque quizás un poco más accesible que el de los directores que lo preceden en este monográfico. Amante de universos oníricos por los que a veces lo han comparado con el maestro Lynch, de estéticas barrocas por un lado y retros por otro, acercándose a la estética del cine mudo, en especial al periodo expresionista; Guy Maddin sobrecarga de humor, histeria y crueldad algunas de sus películas como The Saddest music in the world, filmada con un barroquismo formal que mezcla blanco y negro de estética muda con escenas de un colorido casi desquiciante, o bien mezcla géneros como el terror y el musical y filma en un blanco y negro bello, sugerente y expresionista, en la ganadora de una edición de Sitges Dracula, Pages From a Virgin's Diary. Su filmografía tiene varios otros títulos de interés como la antes citada My Winnipeg, un documental que sigue fiel a su estética y que acaba deveniendo un ejercicio de autoficción inclasiflicable, o Archangel, su segundo y onírico largometraje.


9- Jia Zhangke

Cineasta chino nacido en 1970 que suele enmarcarse en la llamada generación perdida o sexta generación, Jia Zhangke realiza un cine complejo que podríamos enmarcar en una ficción histórica y de intención y estética documental, un documental de testimonios o algún híbrido entre ambos. Reconocido internacionalmente tras ganar en Venecia hace unos años y por sorpresa con Still Life, película ejemplo de su filmografía, narrando una historia en que ficciona un hecho real y lo narra en los espacios reales del hecho acecido y con actores (en su mayoría) no profesionales, últimamente ha optado por el documental combativo con la china actual como en Usseless o 24 city. Su cine es histórica e intelectualmente complejo, sus elipsis enormes, su ritmo lento, su estética documental y su intención crítica (como la generación en que se le enmarca) con el gobierno chino. Para muy experimentados en cine no convencional.


10- Gus Van Sant

El americano Gus Van Sant es el más conocido de los directores de esta lista. Si bien en su filmografía hay películas más o menos comerciales, su inclusión en esta lista se debe a su tetralogía del vacío adolescente o juvenil compuesta por Gerry (la primera y más radical de todas), Elephant, Last days y Paranoid Park. Sin explicar demasiado, siguiendo a personajes que cruzan pasillos, casas, carreteras y bosques (a veces mostrando sus espaldas), el director americano consigue hacer un brutal estudio sobre el vacío nihilista y existencial de sus protagonistas, sobre la nada en que se asienta sus vidas, sobre un futuro sin esperanzas que solo puede materializarse en algún hecho trágico. Cuatro películas que llegaron a los cines, que quizás no sean tan radicales como el resto de la antología, pero que sin duda ahondan en una forma desestructurada y radical de contar una trágica historia.

8 comentarios:

  1. Miroso22:05

    Jajaja Albert Serra. Yo voto por "es un jeta".

    ResponderEliminar
  2. Drikis14:00

    Hola David, como siempre, nos has deleitado con este interesantísimo POST de estos directores "no convencionales" pero que se pueden ir descubriendo poco a poco (y nunca mejor dicho), porque parece que son un poco complicados. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo17:05

    Todos los taiwaneses son de origen chino excepto los aborígenes... y por ahora ninguno de ellos ha hecho cine.

    ResponderEliminar
  4. Cierto es, amigo anónimo. Gracias por tu aclaración histórico-geográfica. Lo que ocurre es que como en el cine de Hou hsiao-hsien,esta especie de "destierro" es importante en sus tramas, me parecía interesante remarcarlo. Pero tu puntualización es tan correcta, como útil.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo13:45

    The hosts file is a popular, cross-platform way of blocking access to certain domains, such as ad-serving websites.

    3  Coconut oil: To have a beautiful, shiny hair and stimulate
    hair growth, give yourself a scalp massage with warm coconut oil once a week.
    It soothes scalp region and make hair dark and lustrous.
    From my experience, it is quite difficult to style hair immediately after a hot oil treatment, so you might want to skip
    the curling iron or hot rollers. As a hair growth stimulant, you can add 10 drops of rosemary oil,
    10 drops of sandalwood oil and 10 drops of lavender oil
    to 50ml of carrier oil and massage it into your scalp.

    Also visit my web-site :: hairstyles for women

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:43

    This kind of mulch s also more natural looking than other
    mulch choices out there for the delicate look of flower gardens.
    Owning a regular lawn mower does not mean you have to give up on mulching your yard;
    you just have to be willing to do some work. Cardboard mulch is very uncommon in Los Angeles, California and
    other parts of the country.

    ResponderEliminar

  7. Carolosmuoz@yahoo.es.

    Hola.
    No se si es de su interés.
    Pero yo hace tiempo que tengo varias innovaciones que pueden cambiar el cine puede ser una revolucion o evolución del mismo.
    Y quisiera que se quedase en España.

    ResponderEliminar

  8. Carolosmuoz@yahoo.es.

    Hola.
    No se si es de su interés.
    Pero yo hace tiempo que tengo varias innovaciones que pueden cambiar el cine puede ser una revolucion o evolución del mismo.
    Y quisiera que se quedase en España.

    ResponderEliminar