lunes, 9 de septiembre de 2013

Nicolas Winding Refn: Previo Sitges 2013

Una de las películas que más ganas tengo de ver este Festival de Sitges (me la quiero comer en pantalla grande, pase lo que pase), es Only God Forgives, la última película del director danés Nicolas Winding Refn, película que fue masacrada casi por unanimidad (aunque hubo algunos valientes disidentes) en el pasado Festival de Cannes y que conforme han ido pasado los meses ha ido dividiendo de forma bastante radical al personal. Esa polémica unida al sus potentes trailers hacen que sin duda, sea una de las  películas que van a encabezar mi lista de imprescindibles del Sitges de esta edición. Os dejo el que creo es el último tariler hasta la fecha, subtitulado al español.  


Como veis es un trailer potente y estéticamente resultón, con esos neones y esos rojos que parecen un híbrido entre el cine de Lynch y el de Wong Kar-wai, para una película que según se viene diciendo es más estética que narración y está cargada de una brutal violencia, cosa que ha sorprendido a algunos que quizás no hayan visto nada de su filmografía, pero lo que es peor, que no recuerden ya bien Drive, pues allí la violencia era realmente extrema, también. 

Only God forgives es el noveno largometraje cinematográfico del director que hoy nos ocupa (ha dirigido dos largos más para la televisión). La primera película que yo vi de Nicolas Winding Refn, cuando su nombre no era más que el de otro director que está empezando, se remonta al año 2003 en el festival de Sitges. Su títulos Fear X. Aún recuerdo el silencio que se hizo tras finalizar la proyección en un festival en que se aplaude a casi todo, menos a veces a lo realmente bueno. Yo estaba fascinado. Fear X es un onírico viaje a los infiernos del dolor y la culpa, del odio, del rencor y finalmente a la esperanza de la redención en una de las películas lynchnianas (dicho con todo el respeto al maestro) más merecedoras de dicho calificativo, que se suele usar con estúpida asiduidad, que yo haya visto jamás. Con un John Turturro en estado de gracia y con una dirección brillante, precisa, inquietante y malsana, Fear X es una gran película que no me he cansado de reivindicar desde entonces, primero en privado, y nada más abrir el blog en mi lista de 200 imprescindibles de la década pasada. Aprovecho por enésima vez la ocasión para volver a hacerlo.

Fear X era la tercera película de Nicolas Winding Refn, su ópera prima fue Pusher: Un paseo por el abismo (una de las dos que he aprovechado para ver ahora, a raíz de este previo Sitges) en el año 1996, a la que siguió la poco conocida Fuera de sí justo antes de iniciar nueva década. Después de Fear X llegaría la segunda y tercera parte de Pusher (Con las manos ensangrentadas y Soy el ángel de la muerte) como cuarta y quinta película de su filmografía y antes de este Only God forgives vendrían Bronson, Valhalla Rising y la aclamada Drive

En mi particular descubrimiento de la filmografía del danés, la segunda película que vería sería Bronson, al darme cuenta de que aquella película que estaba circulando por festivales es del mismo director de Fear X. La verdad es que recuerdo muy vagamente Bronson y por ello no voy a dedicarle una reseña seria, pero sí recuerdo la enorme decepción y el aburrimiento que me supuso su visionado, una especie de cinta a lo Guy Ritchie aún peor que las del inglés (que no es santo de mi devoción) vacía, histérica y redundante. La suspendí sin compasión. Y probablemente allí hubiese acabado mi relación con este director (lo que hubiese sido un tremendo error) si no hubiese aparecido la sobresaliente Drive, hasta la fecha su mejor película, aunque como vamos a ver a día de hoy hay tres películas suyas (y me faltan tres por ver) que me resultan notables. De Drive no voy a decir nada a estas alturas. La vi en el festival de Sitges de hace dos años, la puntué con cinco estrellas de inmediato, la coloqué como la mejor cinta vista en el certamen y poco después, como el mejor estreno del año 2011 (os dejó aquí mis breves impresiones en Sitges 2011).

Así pues tras el anuncio del pase de Only God forgives en Sitges y mirando su filmografía para ver alguna película suya que no hubiese visto hasta ahora decidí hacer una sesión doble (en la que reconozco no tenía excesivas esperanzas) con su primera cinta, Pusher: Un paseo por el abismo y la cinta anterior a Drive, Valhalla Rising, películas a las que separan trece años. La primera es notable, la segunda la flipé y es de notable también, de los que casi se van aún más arriba en la calificación.

                                    
                
Pusher es una ópera prima hecha sin demasiado presupuesto y que nos recuerda a algunas de esas películas nórdicas que ahora ya conocemos en las que casi parece haber un toque amateur en la realización y en la factura. De estética algo granulada y sucia, la película empieza como una historia de camellos de poca monta bastante tópica, para poco a poco irse cargando de un guión de toques tarantinianos muy bien resueltos, un humor contundente y corrosivo, pero sobre todo un nervio en algunos momentos de la narración realmente destacable, en que podemos oler la histeria en la que se sumerge el protagonista, su desesperación. La cinta logra aunar thriller y drama no exento de ironía, todo bien cargado ya de una considerable violencia y la concluye de forma fantástica, para dejar el buen sabor de boca definitivo. Una ópera prima realmente potente y destacable, muy en la tradición de cierto cine de drogas nervioso y algo pasado de rosca que se realizaba a finales de los 90, de la que ahora mismo me apetece descubrir sus dos continuaciones. Muy interesante. 


               
Valhalla Rising es de esas películas que me pueden. Primero de todo quiero dejar claro que estoy segurísimo de que mucha la gente la odia, o la odiará si la ve. Para mí fue una experiencia fascinante de la que solo me sabe mal no haberla podido disfrutar en una sala de cine. La acción se sitúa en plena Edad Media y nos muestra a unos vikingos y a un enigmático y fuerte y violento guerrero al que le falta un ojo. Un guerrero que tienen cautivo y que usan para luchas de circo y que logrará escapar. Pero el guión, la verdad, es lo de menos en esta película pretenciosa y vacilona que juega con la paciencia del espectador y que deja la narración en un segundo plano a merced de una estética y una ambientación alucinante. Con enormes paisajes naturales bellamente fotografiados, cargada de ralentís excesivos, continuados, haciendo gala de una violencia extrema, repleta de niebla y de dolor y de bestialidad, Valhalla Rising es una experiencia onírica que o bien te fascina o bien termina contigo, una cinta atrevida y sin ningún tipo de mesura, alucinógena y que demuestra antes de Drive la fascinante capacidad de dirigir de un realizador que crea belleza de la violencia, del desarraigo, del dolor, del gore. Que crea mundos, universos, que se deja influenciar pero que respira autenticidad. Brutal. 

A la espera de ver este Only God Forgives os dejo con un anuncio, totalmente esteticista, que Nicolas Winding Refn realizó hace muy poco  para Gucci. Soy fan de Winding Refn desde ya. Por si no había quedado lo suficientemente claro.


26 comentarios:

  1. Yo también me muero de ganas por verla, en realidad sólo tengo vista 'Drive' que me fascinó y también la incluyo entre las mejores películas de su año, al resto de filmografía de Winding Refn le tengo tremendas ganas y en realidad no sé pq no me he puesto a devorarlas. Esta claro que no seré uno de los que se pierdan Only God Forgives, poco me importa la polémica que haya obtenido.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estaremos atentos a Only God Forgives, a ver lo que nos parece. Drive es un poco una excepción en su filmografía, pero hombre, si tanto te ha gustado prueba alguna otra a ver que pasa.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. También me gustó Drive y eso me dio ganas de recuperar su filmografía, ya que Bronson no me atrajo y creo que ni la acabé, pero voy a recuperarla, un nuevo visionado por si acaso cambio de parecer. También me gusta Pusher, sin tampoco quedarme ciego en el proceso de entusiasmo, aunque es buena, bastante recomendable. Esa suciedad y capacidad de Refn de hacer del cine barato algo mayor, o mejor dicho, de revestir el cine mayor de un toque de cine B, me gusta. Me recuerda más que a Lynch a Tarantino en general, aunque fear x puede ser la excepción a la regla. Tengo por ver only god forgives, la estoy alargando, quiero ver todo primero, soy de los que dejan la mejor parte para el final, guardo ansias, y como todos espero mi perspectiva, a ver si coincide con los abucheos o a mi ver es otra maravilla incomprendida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, compato contigo que en algunos casos recuerda a Tarantino. En Pusher es clarísimo. Creo que tiene varios cineastas que lo influencian y a partir de ahí el monta su universo. Bronson creo que es la peor de lejos de su filmografía. A ver en que lado nos situamos al ver Only..., ganas está claro que tenemos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Es que en definitiva, quién dijo que el cine es narración, el cine es imagen, y de eso ha hecho un gran papel Winding Refn, una de esas películas que son absolutamente necesarias de visionar, y empezar a conseguir las otras de Refn, para más que recomendarlo, disfrutar de este hiperviolento/esteticista de la imagen....como muchas veces debe ser el cine.....un saludo.http://asaltovisual.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues comparto totalmente tus palabras y tu reflexión. A ver si a los que les suele gustar este tipo de cine y no habían descubierto a Winding Refn se animan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pues a mí "Drive" me parece la mayor tontería que he visto en cine en mucho mucho tiempo. Busca poesía visual y personajes icónicos y se queda en un videoclip vacio protagonizado por cliches horrendamente defendido por Gosling y Cia. Son mucho más honestas las primeras películas del en su día vilipendiado Tony Scott. "Bronson" era también pretenciosa y aburrida, pero por lo menos era original. De "Drive" no salvo más que la música y a Bryan Cranston. Que no cuente con mi dinero este tio...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está bien tener una opinión contraria a la de la mayoría. Siempre es necesario. Gracias por dejarla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. De Refn solo he visto Drive y para mi es una de las mejores películas de su año. Ya sabes que el derroche estético, fotográfico y sensorial me fascinó. Tenía muchas ganas de Only God forgives hasta que la dejaron a caldo, entonces me enfrié un poco. Luego dijeron por twitter que las malas críticas eran porque los que la vieron solo habían visto Drive, un argumento que no entiendo. La cuestión, se presenta como uno de los imprescindibles de Sitges 2013, sea lo que sea. Por cierto, por tus críticas ya tenía muchas ganas de ver Fear X, ahora tengo que añadir Valhalla Rising, lo que dices de ella me encanta.

    Excelente previa David, seguiré muy pendiente (sé que Brillante Mendoza caerá :P)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que se puede entender. Tu ves Drive y te haces una idea del cine de Winding Refn que no se ajusta a su filmografía del todo. Digamos que es muy disperso. Y ya sabes que quien salió fascinado de Drive esperaba un poco más de lo mismo. HAy directores que siempre se repiten y a veces lo hacen muy bien y otros que no. Winding Refn es de los segundos.
      Fear X es muy chula. Una especie de mundo Lynch paralelo, ja,ja.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. En mi caso para saber si una peli me gusta, no necesito ver más pelis de ese director, para mi es independiente. Quizás Me esperaría lo mismo si fuese Drive 2 (que caspa, no? xD) y aún así depende, Alien y Aliens son estilos radicalmente distintos y me gustan mucho las dos. Estoy totalmente de acuerdo que si tienes más inputs puede ser más enriquecedor, puedes analizar y/o comparar sobre todo si te gusta el cine, pero vamos, que no te guste una peli por no haber visto la filmografía previa de un dire... ¿Como valoran su ópera prima? ¿No saben si les ha gustado?

      Recuerdo que eso también se dijo mucho con The master. Que para que te gustase tenías que haber visto todas las pelis anteriores de PT Anderson y que por eso había mucha gente a la que no le convencía. Yo lo encuentro una buena chorrada, sinceramente (y te lo dice una persona que sí había visto toda la filmografía de PTA). Una peli se tiene que aguantar por sí misma. Vamos que cuando vea Only God forgives, si no me gusta será por deméritos propios de la peli. Eso yo, luego cada uno valora como quiere, claro. Son puntos de vista.

      Por cierto, a ver en que día cae, pq algunos días de Sitges trabajo... aún tendré que verla en casa :_(

      PD. Fear X, está en las pendientes de oro ;)

      Eliminar
    3. Sí, si yo estoy más o menos de acuerdo contigo. Con algún matiz, pero bueno a grandes rasgos de acuerdo. Lo que quería decir es que entiendo el porqué, no que lo comparta. Ya sabes que la gente tiende a esperar algo similar al ver una peli que le encanta. Y desconocer el resto de la filmografía ayuda a pensar que quizás va a hacer lo mismo.

      Espero que la podamos ver juntos en Sitges ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. La única película que he visto de este director ha sido Drive y confieso que me flipó. Si yo fuera un director de cine (ja, ja) haría una peli así, con esa estética, esa fotografía... no sé explicarme muy bien pero la sensación que tuve es de lenguaje cinematográfico puro. Bueno, el caso es que ahora tengo más títulos que buscar, gracias a ti. No sé si me decepcionará o no porque es posible que busque lo mismo y no me llegue tanto. Veremos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si buscas lo mismo, como le decía a Josep arriba, probablemente no encaras bien una nueva película de este director, que arriesga y no se repite. Cada una de olas que he visto es un mundo. Pero te las recomiendo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Creo que Only God Forgives es una de las grandes imprescindibles para la mayoría de los que vamos a asistir este año al festival.
    La dupla Nicolas Winding Refn y Ryan Gosling es algo que merece darle de nuevo una oportunidad pese a las feroces críticas que ha ido cosechando.

    Por cierto sobre Valhalla Rising (de la cual no comparto tu entusiasmo ya que por momentos se me hizo desesperantemente densa) ha comentado que quiere rodar una secuela que situaría la acción en el Tokio actual…¿Qué saldría de eso?!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ojalá la ruede ;)
      Ya sabes que a mí me va todo este cine tan esteticista y de ritmo pausado, si es que logra fascinarme (que no es siempre).

      Seguro coincidiremos con Only...
      Qué ganas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Se le ha ido la mano en Only... Demasiado Jodorowsky en el fondo aunque, afortunadamente, mucho Noé en la forma. Ryan Gosling está tan contenido que creo que estuvo a punto de implosionar. Pero vaya, que visualmente lo ha vuelto a bordar.
    Es un esteta con talento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si es muy Noé ya es una garantía. Es éso, un tío que prima la estética y coge de aquí y de allá. Pero como dices con talento.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Somos muchos los que tenemos ganas de su nueva película. Con los palos que se le ha dado, todavía con más razón, a ver en que posición nos decantamos. Yo tengo todos los días la tentación de verla. El dvd me llama pero me resisto (no se como) a ver si puedo verla en Sitges.
    Haces bien en rescatar a Refn, porque increíblemente sigue siendo un desconocido en todo lo anterior a Drive.
    Si empezamos por esta última poco más que añadir a lo dicho, es magistral y punto.
    Siguiendo con lo bueno, sabes que ya somos dos los que admiramos Fear X. A raiz de tu antigua recomendación me puse con ella, y es magnífica. Como dices aquí si que hay base para compararla con Lynch. Esos pasillos en el ascensor (como le gustan a Refn los ascensores, incluso en Gucci...), esos rojos.... Es una gran, gran película.
    Sobre Bronson totalmente de acuerdo. Me parece una estupidez soberanamente aburrida. Se me hizo eterna.
    La única que no he visto es Fuera de sí, y sobre la trilogía de Pusher, no acabo de conectar con sus historias. Aunque tiene momentos, en general me parecen muy flojitas.
    Y de Valhalla Rising, mi recuerdo de ella es también flojo. Demasiada artificial y poca historia trabajada. Por lo menos es la impresión que me dió, no obstante la vi después de Bronson, y a lo mejor estuve influenciado, jajaja. La voy a rescatar y a ver si la aguanto o sigo con mi opinión ;)

    Al parecer lo próximo es un thriller erótico y con Carey Mulligan, mmm.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá la resistencia merezca la pena ;)
      ES cierto, ya estamos viendo que casi nadie ha pasado de Drive, lo que me parece curioso teniendo en cuenta lo que gustó a la mayoría.
      Pues estábamos muy de acuerdo hasta estas dos últimas. A mí Pusher me gustó en su suciedad y su nervio pero Valhalla me fascinó, aunque es claro que su propuesta va a gustos y quizás incluso a días.

      mmmmm

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. De igual manera que la gran mayoría de los que han comentado solo he visto Drive, que me parece la mejor de su año y aún podría valorarla más. La cuenta pendiente es el resto de la filmografía del danés. Y Only God Forgives será uno de los platos fuertes de Sitges. El grna problema que tiene son las duras críticas y el propio recuerdo de Drive que puede desvirtuar la percepción de la película.

    De todos modos, un gran post que nos puede ayudar a decidirnos por ver (o no), dos de las propuestas más interesantes de Refn, su ópera prima y la polémica Valhala Rising, que también me llama por la presencia del gran Mads Mikkelsen.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que si queremos disfrutarla habrá que verla como algo independiente a Drive, algo que ahora que he visto tantas pelis es una constante en su filmo, la no repetición de casi nada de la anterior, películas muy diversas e incluso que reciben influencias muy distintas la una de la otra.

      Mads Mikkelsen está genial (la veas o no) ;)

      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Aparte de "Drive", he visto la trilogía "Pusher" y "Bronson". Magnífica la primera, también resultan muy interesantes las dos primeras entregas de "Pusher"; la tercera me dejó tan anonadado que no me atreví ni a comentarla en mi blog: sigue a otro de los personajes en una acción muy concentrada que incluye una media hora final de violencia insoportable (desollan a un señor con todo lujo de detalles). Esta entrega ("Soy el ángel de la muerte") es dura y un poco árida pero consecuente con la estética y el espíritu de la trilogía, con esa disección de personajes que viven al margen de todo pero preservan cierta ética. "Bronson" me cansó un poco pero tiene cierta gracia a mi modo de ver, con esa estética tan excesiva. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si ya tenía ganas de ver las otras dos Pusher ahora más. Y con el morbo de la tercera más, ja,ja. Mírate un día Valhalla Rising, a ver si te gusta. Un trabajo esteticista y vacilón que no admite término medio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Buenos días!!

    Es que a mi Ryan Gosling, como que no me va. No sé que me pasa con él, que no me termina de convencer.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Todavía no he podido verla y tengo muchas ganas pero parece que por hache o be no hay manera. Me atrae por Gosling y por el tema.

    El resto de propuestas pasan a la lista, especialmente Pusher.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar