miércoles, 21 de septiembre de 2011

Mi película de la semana: El árbol de la vida

Mi película de la semana: El árbol de la vida

Tenía mucho interés por ver la última película de Terrence Malick El árbol de la vida  y saber qué sensación me causaría, ya que las opiniones que había ido leyendo hasta ahora habían sido de lo más diversas, desde el absoluto desprecio a la adoración total, pasando por diversos términos medios. Pues bien, en esos términos medios se encuentra mi valoración, como podréis deducir por esas tres estrellas que encabezan mi crítica (que en algún momento me planteé en engrosar a cuatro, pero jamás en reducir a dos).
Terrence Malick es uno de esos directores que debido a su corta filmografía (5 películas en 38 años) y a su obsesión por escapar del foco mediático se ha ido convirtiendo en un director de culto, intrigante, cercano a la leyenda. Todo ello unido a su perfeccionismo enfermizo hace que se le suela comparar con Stanley Kubrick, que en cualquier caso, no solo es una comparación odiosa como dice el dicho sino claramente desigual. La película que hoy nos ocupa El árbol de la vida ha sido comparada por algunos (Ángel Sala, director del Festival de Sitges a la cabeza) con 2001, una odisea en el espacio. Quizás la película se pueda comparar a la odisea kubrickiana en su pretenciosidad, pero para nada en sus resultados.

Malick empieza la película con la noticia, en forma de carta, que recibe una madre de la muerte de su hijo. Tras ver el desconsuelo que tal noticia causa en madre y padre, el film se va hacia atrás y nos muestra la infancia del niño fallecido junto con sus hermanos y sus padres en la América de los años 50. La historia del crecimiento de estos niños, de su nacimiento, sus juegos, sus frustraciones, su rebeldía y su relación con sus padres (Brad Pitt y Jessica Chastain) está explicado a partir de fragmentos, de un montaje que tiende a la dispersión y que es un rasgo autoral en Malick. Toda esta parte en que se nos muestra, a trazos, el crecimiento de los chavales tiene algunos momentos de absoluta sublimidad pero una sensación global que me lleva al hastío y en ciertos momentos a la indiferencia. A ello contribuye sin duda el estilo, en exceso preciosista y el tono muy místico del realizador que termina por saturar. Las imágenes son hermosas (como se puede comprobar solo viendo el trailer), pero lo son todas, absolutamente todas, y ello a veces no solo logra el efecto contrario al pretendido, pues ante tanta belleza uno se satura, sino que además termina por parecer el único fin para realizar dicha película.

Si vemos el cine anterior de Malick, en la brillante Días de cielo había hermosísimas imágenes, pero integradas en una historia más convencional y que lejos de saturar, daban un sello muy personal a la película. Recuerdo una escena de La delgada linea roja (y hablo de memoria de cuando se estrenó en el cine) en que un soldado, antes de morir ve un rayo de sol filtrándose entre las hojas de un árbol. Una tenía esa sensación de belleza que el soldado capta antes de morir y su pena por dejar una vida llena de una poesía, que quizás hasta entonces no había sabido valorar. En El árbol de la vida decenas y decenas de escenas nos muestran los rayos del sol filtrándose por los más diversos lugares, y la repetición hace que se pierda la efectividad, la magia. A este estilo artificioso y preciosista se une un excesivo uso del ralentí, cansino, y una cámara flotante, suave y sigilosa que da al global de la película un tono místico, a mi parecer, demasiado empalagoso.

Pese a ello, podría llegar a la conclusión de que el estilo místico está justificado, pues la película es muy religiosa y básicamente se plantea la existencia de Dios y del paraíso. En este contexto hay dos insertos muy discutibles. En primer lugar un muy hermoso intermedio de la creación del universo y del origen de la vida en nuestro planeta, tan hermosos como injustificables dentro del contexto del film. En segundo lugar un apéndice en que vemos el Paraíso tan tópico e inocente que me resulta ridículo y pueril.
Este estilo místico que hemos analizado unido a estos dos insertos que pretenden abracarlo TODO, dan cuenta de la pretenciosidad con que Malick aborda el proyecto, una pretenciosidad que no sabe manejar y que se le escapa de las manos. Malick, quizás juega a ser Kubrick, pero Kubrick es un genio y Malick no. Ahí reside el problema.

Pese a toda esta valoración global que me sitúa la película dentro del grupo de films fallidos, en lo particular tiene importantes aciertos. Para empezar la fascinación que producen algunas de sus imágenes, (que en global me agoten no quiere decir que en algunos momentos no me sienta fascinado por su innegable belleza) incluidas las del origen del universo, acompañadas (como en otras secuencias) de una espléndida y subyugante música, (si Mr. Lombreeze lee este post y ha visto la película seguro puede adoctrinarnos sobre la misma) y sobretodo, algunos momentos en que la historia de los adolescentes se llena de verdad, de emoción, de matices. Hay algunas buenas escenas que muestran como pocas veces he visto en el cine el verdadero interior de estos chicos, (quizás la fragmentanción sea la única forma de mostrar su universo) y un par o tres escenas sublimes (la del chaval reconociendo con pesar ante Brad Pitt que se parece más a él que a su madre, me emociona tanto que me conmociona) que casi me hacen obviar los elementos fallidos y dar una estrella más a la película, al fin y al cabo, a veces de las películas perdura una escena o un momento por encima de la globalidad en nuestra memoria y adquiere en el recuerdo un estatus que jamás tuvo durante su visionado, pero hubiese sido faltar a la verdad de lo que sentí durante gran parte de la película: un cierto desapego con aquello que se me estaba contando, cierta indiferencia y a veces, incluso cierto tedio.

Quiero destacar también entre los aciertos el trío actoral (lo de Sean Penn sería otra cosa, ya que sale poco y parece interpretar su propia caricatura) empezando por la madre, Jessica Chastain, que pese a tener un personaje poco dado a los matices sabe impregnarlo de dulzura. El chico protagonista, un gran acierto de casting, interpretado por Hunter McCracken y que nos muestra una expresión siempre recelosa, muchas veces cercana al odio visceral pero en otros muchos casos de una fragilidad absoluta, y sobretodo quiero destacar el papel de Brad Pitt, que con un personaje tan complejo como podría serlo cualquiera de nosotros, sabe llenarlo de innumerables matices a partir de una admirable austeridad. Brad Pitt está espléndido y logra emocionar más con un gesto casi imperceptible que Malick con toda su supuesta artillería.
¿Se debe ver esta película? Por supuesto. En un momento en que el cine está adocenado y lleno de tópicos y de cálculos comerciales, ver una película de alguien que desprende su ego por encima de todo lo establecido merece la pena. Aunque en gran parte, fracase en su intento de obra global.


Otros estrenos que he visto

                            
Pues como ya avanzaba la semana pasada también tenía la intención de ver Arriety y el mundo de los diminutos, y así lo he hecho. La película pertenece al estudio japonés Ghibli, ya en sí toda una garantía de calidad. Pero además en este caso el guión es de Hayao Miyazaki que a parte ha supervisado el proyecto y se nota, pues aunque la dirección corre a cargo del novel Hiromasa Yonebayashi,  el diseño y facciones de los personajes, la forma mágica y minimalista de encarar el proyecto y diferentes momentos de la película nos remiten con claridad al cine del maestro nipón. Hayao Miyazaki (al que no voy a comparar hoy con nadie para no volver a levantar ampollas, aunque me quedo un poco con las ganas) es uno de los mejores directores de la historia del cine. Da igual si es de los 10 mejores, de los 50 o de los 100, pero es de los mejores. Cualquiera de sus películas es soberbia y algunas (como Mi vecino Totoro o El viaje de Chihiro) son obras maestras entre lo mejor (o lo mejor) del cine de animación de todos los tiempos. Algunas películas de Miyazaki tienden a la imaginación desbordante (la citada El viaje de Chihiro o La princesa Mononoke) y otras nos regalan una sencillez y sutileza poética con la que construye historias de una magia indefinible, (como Mi vecino Totoro, Ponyo en el acantilado o Nicky, la aprendiz de bruja). La película que nos ocupa hoy Arriety y el mundo de los diminutos que insisto no dirige Miyazaki, aunque lo parece, se inscribiría en la segunda vertiente, es decir la de las películas sencillas. El guión y la trama es casi minimalista y habla de una familia de diminutos ocultos en una casa y descubiertos por un niño enfermo recién llegado a la misma. No ocurren demasiadas cosas, pero toda la sencillez del guión está impregnada de una magia difícil de lograr y que sólo consiguen las películas en estado de gracia. El trazo de la animación es sencillo,  casi transparente (como la historia que cuenta) pero cargado de detalles asombrosos, cuidados, con vida propia. El guión no decae nunca, y la hora y media que dura el film se ve embobado, invadido por la magia de la película. Arriety y el mundo de los diminutos es un canto a la vida, a la amistad y a la tolerancia. Arriety y el mundo de los diminutos, cargada de pretendida sencillez, bordea la obra maestra.


Resto de estrenos del viernes 16 de septiembre


                                                     
Pues parece también interesante Los amos del Brooklyn, la última película policíaca de Antoine Fuqua, que hace una década logró un éxito comercial y de crítica con una película que a mí no me gustó titulada Training Day y por el que Denzel Washington ganó uno de los Oscars más absurdos que recuerdo en los últimos años (con permiso de la Bullock, que merecería una categoría a parte). También pueden tener cierto interés el thriller psicológico colombiano La cara oculta, interpretado por los españoles Quim Gutiérrez y Clara Lago y la película de acción francesa con producción de Luc Besson Colombiana, aunque en este caso la crítica la ha dejado bastante mal. La comedia americana de la semana Como acabar con tu jefe, interpretada por pesos pesados como Jennifer Aniston, Kevin Spacey o Collin Farrell parece ser, por críticas que he leído, que es apreciable. Finalmente también se han estrenado los dos documentales de rigor, ambos españoles y curiosos a priori: Venid a las cloacas: La historia de la Banda Trapera del Río sobre un grupo de rock salvaje instalado en Cornellá desde tiempos de la transicíón y Historias de Dhallywood, sobre el cine que se hace  en Dhaka, capital de Bangladesh, país limítrofe con la India y por tanto cercano a la industria de Bollywood.

Pues por esta semana ya está bien. La próxima dudaba entre dos películas españolas para elegir como película de la semana : No habrá paz para los malvados de Enrique Urbizu de quien adoré La vida mancha y detesté La caja 507 o Los pasos dobles del siempre interesante y radical Isaki Lacuesta. Finalmente los chicos de Después de 1984, que están cubriendo estos días el festival de San Sebastián me han influído en mi decisión con sus críticas (que suelen coincidir bastante con las mías) y me inclino por el film de Urbizu. Ya os contaré. Gracias de nuevo por la atención. Abrazos a todos.

28 comentarios:

  1. Tu lo has dicho una obra maesta la de Arriety dicen que lo importante esta en las pequeñas cosas en esta película puede que no pasen grandes cosas pero esta llena de pequeños detalles que encantan películas con mucha sencillez pero al mismo sean un cuadro de un genio en movimiento.

    ResponderEliminar
  2. Hola, David. No voy a leerte ahora la crítica sobre El árbol de la vida porque seguramente vaya a verla mañana y prefiero hacerlo sin saber a penas nada de ella, sólo lo justo. Vaya o no vaya mañana, te leeré lo que pusiste sobre ella y te comentaré algo.
    En cuanto a otra que pones: Los amos de Brooklyn, esa me tira por ser de un género que suele gustarme, pero donde hay también bastante basura ;-/ No sé, tal vez esté bien. Espero, si me pongo con ella, que tenga un aspecto oscuro interesante; eso es una de las cosas que más me atraen en este tipo de pelis. Por cierto, y hablando de género negro: ponen muy bien la española No habrá paz para los malvados. Coronado parece que gane con el tiempo y ha pasado (aunque en un tramo algo largo de tiempo ;-D ) de trabajar con La Pantoja a hacer trabajos como este último que tan bien acogido fue en Donosti.
    Un salutti, David. (Por cierto y ahora que digo tu nombre: tengo preparadillo un comentario sobre una peli, precisamente y ahora que hablas de él por Los amos…, de Richard Gere muy poco conocida: -Rey David- y que no está nada mal… una curiosidad

    ResponderEliminar
  3. He leído tu crítica y no la comparto, pero de eso trata cada percepción, en mi caso es una obra maestra y yo apuntaría que como se lee en toda crítica sirve para analizar un tema tan importante con una coherencia e inteligencia que no es común. Si bien no suelo influirme por la palma de oro que muchos creen que ya es un signo indiscutible de excelencia e intelectualidad que pocos entienden, ésta vez me ha parecido más que justa. Un abrazo.

    Mario.

    ResponderEliminar
  4. Miroso20:50

    El Oscar para D.Whashington por Training Day me pareció escandaloso, hablo de memoria, pero era el año de Ali, no? Muy superior para mí Will Smith, en todo caso que Training Day para mí es la interpretación más patillera (con diferencia) de Denzel Washington. Yo estaba convencido de que aparecería M.Ali con Will Smith para recoger el Oscar, por cierto, alguien sabe si pasó algo "picante" entre Smith y Halle Berry o es solo leyenda urbana? Porque cuando hicieron los nominados Will Smith no estaba, dieron foto fija. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. La vi ayer y bueno, tienen mucha razon los puntos que aclaras en esta notable reseña. Cosas como su pretenciosidad, o la infinidad de imagenes bellas que pueden llegar a saturar al espectador, pueden ser la cuota que hace que uno desprecie el film (su ir y venir lento es una cosa que a la final me gusta pero a otros les aburre). En lo personal el film me ha encantado; me parece una excelente realización que nos pone a reflexionar y brinda a la vez una concepcion suprema del universo, la naturaleza y el ser humano. La familia, la evolucion del caracter de un niño, el amor de la madre, el sometimiento del padre. La vida en su gracia pura. Una pelicula con un trasfondo espiritual (que no es lo mismo que religioso para mi), emocionante y poetico. Para mi tiene muchisimos aciertos y creo que en el futuro se hablara del mismo como una obra maestra.
    Un abrazo =)

    ResponderEliminar
  6. A mi El árbol de la vida me pareció un soberano tostón, una obra egocéntrica y pagada de si misma. Con pretensiones pero sin resultados, pero para parte de la crítica especializada (me refiero a los profesionales), haga lo que haga Malick sera bueno sí o sí.

    En cuanto a Arrietty me parece buena, pero bastante lejos de los grandes títulos Ghibli.

    Sobre Los amos de Brooklyn no te esperes nada del otro mundo, una historia entretenida de vidas cruzadas, en este caso entre policías y delincuentes. Y La cara oculta la acabo de ver y me ha resultado decepcionante, entre que el trailer te destripa media película y que tiene mucha paja en medio de la película.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Realmente espero con ansias poder verla, y cuando lo haga leere tu critica y compartire mis conclusiones. David, me agrada mucho tu blog, quizas quieras darte una vuelta por el mio, alomejor te parece interesante, por lo pronto ya te enlaze para seguirte con mas frecuencia, saludos cinefilos

    ResponderEliminar
  8. Tenía mucho interés en leer tu crítica, siempre me ilustra leerte y leer algún otro blog de cine que sigo. Pero tengo mi propia opinión, claro.

    La película de Malick me ha gustado bastante, aunque comparto algún aspecto crítico de los que señalas.
    Me ha gustado por varios motivos y uno, que no es secundario, es que me sorprendió, no esperaba una película así. El tiempo largo que dedica al origen del mundo era para mi impensable en un palícula norteamericana. Las imágenes son preciosas pero creo que tienen una finalidad, transmitirnos la complejidad, lentitud y dificultad de la evolución, por poner el ejemplo de la más larga escena silenciosa que yo recuerdo. En la película hay un debate: divinidad o naturaleza. Un debate que está haciendo saltar chispas en EUA en los últimos tiempos.
    Me parece que la película opta por el evolucionismo (la naturaleza) frente al creacionismo, es decir la divinidad. La religiosidad aparece anquilosada en un padre adusto, autoritario y rígido, que provoca en sus hijos el rechazo, la maldad (aunque infantil) y la rebeldía. La madre. llena de cariño y buenas intenciones, no lográ romper esa influencia.

    Estoy de acuerdo en que hay veces que el preciosismo empalaga. También comparto contigo la gran actuación de los niños, sobre todo del mayor y de Brad Pitt.

    Sigo a este director desde que quedé prendada con "La delgada línea roja".

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. Esperaba con ansias esta crítica, por que me interesaba conocer tu punto de vista sobre el último trabajo de Malick... Decirte que has realizado, aunque si la vemos de una forma diferente, una de las mejores reseñas leídas últimamente de esta película.

    “The Tree Of Life” es uno de los “viajes” más sensacionales jamás realizados dentro de una sala de proyección. Indudablemente no es una película fácil, pero afortunadamente, entre el enfoque clásico y el emocional hay un tercer nivel trasversal a los dos "mundos”, que es el de las imágenes. Que uno consiga o no entrar en sintonía con la película, es imposible negar que cada fotograma de “The Tree of Life” es una experiencia, quizás aún más grande de la propia historia del cine. Imágenes evocadoras, definitivas, soñadoras, poéticas, duras, crudas y delicadas que por sí solas probablemente valgan más que cualquier otra película vista en los últimos años. Este es el punto de contacto que debería hacer salir la película del“producto para pocos” para dedicarse a las masas.

    Para el enfoque emocional necesitamos estar preparados conductualmente, pero no es lo suficiente, también necesitamos estar en el momento adecuado, el estado de ánimo debe ser el conveniente, la cabeza debe funcionar correctamente, no tenemos que tener sueño… claramente son demasiadas variables para conseguir ver en “The Tree of Life” la película “de la vida”! . Abandonando el plural mayestático puedo decir que a mí ha ido muy bien, fantásticamente (como tú ya lo sabes). Sé de haber sido afortunado, ¿pero en cuántos los habremos sido?.

    Tanti saluti e un forte abbraccio!!!

    ResponderEliminar
  10. A esta película se puede llegar habieno leido 20 críticas o ninguna. Me decanto por la primera opción, aunque no he podido evitar ver que le colocas tres estrellas. Tampoco he leido los comentarios, donde imagino habrá de todo.Volveré sobre todo ello cuando la vea.
    Veo que se acumulan los estrenos. La de dibujos animados, la anoto, pero por estos lares no la ponen, así están las cosas. La última que vi de Antoine Fuqua fue "el tirador" que no me emocionó precisamente, no se que tal podría estar esta. Me gustaría ver "la cara oculta" pero ya sabes, la que se sienta conmigo dirá casi seguro que claustrofobias las justas, me temo algo así. Tiraremos los dados una vez más esta semana.Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Has visto El nuevo mundo? Te gustó? dirías que es igual de "buena" que aquella? A mí no me gustó pero nada. No he visto más pelis de Malick, pero despúes del nuevo mundo, creo que ya sé por dónde van los tiros con este tio.

    ResponderEliminar
  12. Quiero decir por la segunda opción. Saludos

    ResponderEliminar
  13. Pues yo.., también aristotélico, como tú. La peli tiene momentos que me gustaron mucho, tiene patochadas algo naíf, flota demasiado y se ven muchas nucas, pero yo valoro lo que entiendo que es una de sus virtudes; creo que es un trabajo sincero. Reconozco que tanta música clásica me hace tenerle más simpatía de la que posiblemente le tendría si a Malick le hubiera dado por adornarla p.e. con música de Michael Nyman. Para mí El Árbol de la Vida es incluso más ambiciosa que 2001 porque me parece más complicado hablar del microuniverso de un ser humano que del Universo, así, en mayúsculo Pero coincido en que Kubrick le da 100 vueltas a Malick en lo que a resultados se refiere.
    No coincido contigo lo de los protas. Yo creo que Malick no acertó con el cásting a a la hora de elegir a los padres: no me los creo, son demasiado guapos. El hijo está bastante mejor. Es una película hecha por y, principalmente, para estetas. ¿Invita a reflexionar sobre la vida y la muerte y dios y blablabla?, pues un poco sí, pero yo ya me cansé de reflexionar sobre estos temas hace muchos años y ahora me dedico a vivir la vida.

    Bueno, lo de la selección de la clásica sí que es magistral, eso se lo reconozco. En el post que voy a publicar mañana sobre esta peli insertaré algunos de sus momentos musicales más acertados (el de Mahler, p.e.).

    ResponderEliminar
  14. Outsider, estamos totalmente de acuerdo. Incluso la genialidad de la película reside en su minimalismo, a mi parecer. Un abrazo.

    Javier Simpson (te has alargado el nombre,je,je)te leeré con atención tanto en el post de la película de Richard Gere como en "El árbol de la vida". A ver de que lado estás. Un abrazo.

    Gracias Mario, conste tu discrepancia por otro lado común. Yo creo que pretende hacer una obra maestra, eso está claro, pero no es capaz y tira de sensacionalismo místico hasta perder el control de la situación y deispersarse en exceso. Pese a todo, creo que es una película interesante y estoy lejos de aquellos que la tratan con desprecio. Un abrazo.

    Miroso, tu cultura de los Oscars es brutal. Seguro que eres de los que trasnochas cada año para verlos. Es un poco freaky pero bueno. No tengo datos respecto al affair Smith/Berry, pero las leyendas urbanas suelen existir por algo. Si tu lo crees, mientras no se pueda demostrar lo contrario. Un abrazo.

    Gracias daniel por tu reflexión, como siempre fundamentada. Yo creo que en lo que se refiere a la infancia de los niños y a las figuras del padre y la madre si acierta, más allá del estilo. Pero lo de la concepción del universo y el paraíso está incrustado con calzador (o sin) y es un claro ejemplo de pretenciosidad mal resuelta. De todas formas, una película que despierta tantas opiniones, y muchas encontradas, como dije con la de Almodóvar, engrandece el cine. Un abrazo.

    Gracias John por las opiniones. Estoy bastante de acuerdo contigo en algunos aspectos de la obra de Malick, como en su pretenciosidad mal resuelta, pero creo que no se le pueden negar ciertos aciertos y su capacidad para conmover (como se puede ver en estos comentarios) a muchos espectadores. Algo tendrá.
    A mí la película de Ghibli me parece de las mejores de la compañía en tiempo (sin contar las de Miyazaki, claro), pero admito, claro, la discrepancia.
    Respecto a "Los amos de Brooklyn, gracias por la opinión y la verdad es que no espero mucho de ella, más cuando Training Day, me pareció un poco rollo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Me he pasado Dan Chaplin y me ha parecido muy interesante. Cuando tenga algo más de tiempo lo miro con más detalle. Esperaré tu opinión de "El árbol de la vida". Gracias por la visita y un abrazo.

    Sé que tienes tu opinión, Laura Uve, como mujer inteligente que eres y me alegra que la compartas en mi blog.Que el riesgo de la película me atrae ya lo digo en la crítica. Es cierto que en el cine americano tanto silencio no abunda (aunque Wall-e de Pixar tiene una magistral media hora larga sin ningún diálogo) pero el riesgo y el carácter no implica la genialidad. No veo tan claoro que Malick se decante por el evolucionismo tras ver ese final de paraíso de postal, pero bueno. Lo que si creo es que maneja demasiados elementos y termina por dispersarse en exceso en guión y en intenciones. No solo es el exceso místico y preciosista sino también personajes desdibujados como Sean Penn o la falta de coherencia del conjunto. Para mí tiene cosas buenas, pero se le escapa y mucho de las manos. Un abrazo.

    Gracias Giancarlo Verástegui por tus generosasa palabras y por tu bella minicrítica. Te había leído y deseaba con fuerzas salir tan fascinado de la película como tu lo hiciste, pero como vengo repitiendo en los comentarios, que la película termina por despertar en mí una cierta indiferencia en lo que considero un exceso de ártificiosidad mística y un guión que pretende abarcar demasiado y que a veces se desmorona. Un placer, como siempre. Un abrazo.

    V, me han dicho que "La cara oculta" es muy mala, así que no te esfuerces demasiado en convencer a tu pareja. La de Arriety, si llega yte la recomiendo. Y espero tu opinión sobre "El árbol de la vida" con interés. Un abrazo.

    Pues yosónico "El nuevo mundo" es la película que menos me gusta de Malick (directamente me aburre) así que no sé que decirte. Yo de ti, antes que con esta, probaría con "Días de cielo" que es más convencional y menos contemplativa (y mucho más buena). Eso si quieres darle otra oportunidad. Un abrazo.

    Mr. Lombreeze, estaré atento a tu post y espero que algunos de los seguidores de este blog también lo estén. Seguro merecerá la pena. A mí al final la película reconozco que no me invita a reflexionar demasiado. Sincera sí lo es, está claro y como digo solo por su atrevimiento merece la pena, pero es que tanta artificiosidad me satua. ¿Y qué me dices de ese paraíso de postal? Porque a mí me produjo algo de sonrojo. Gracias por tu opinión. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. La vi el martes y me parece una gran película. No pude ni dormir, en torno al sinfín de ideas que me generó. De hecho mi crítica deberá esperar a madurar todos esos pensamientos. Quizás no es la película que más me guste de Malick pero caló.

    Un abrazo David.

    ResponderEliminar
  17. Perfeccionismo al más puro estilo Kubrick.
    Entiendo a los que dicen que el cine de Malick, y esta película, es pretencioso; lo respeto totalmente porque tienen sentido y esa sensación no deja de estar presente. A veces lo ingenuo parece que te asalta, pero hay que contextualizar y ver qué tipo de peli y qué mensaje es el que quiere dejar Malick. Ene eso de la pretenciosidad se acerca al cine de Lars Von Trier.
    De todas formas, y a pesar de que Malick me había producido más bien indiferencia hasta el momento en el que vi esta su última peli, El árbol de la vida me fascinó. David, soy de los del grupo que profesan adoración total a la peli. A algún bando hay que aderirse en esta perra vida para no sentirse solo ;-)
    Un saludo y muy bueno el comentario. Hasta otra, David.
    PD: Me gusta más así el nombre; un cambio de estilo que espero dure, al menos en lo referente a eso...

    ResponderEliminar
  18. Supongo que no te sorprenderá si te digo que la animación que criticas la voy a ver seguro, con esas influencias de Miyazaki, el cual no descubrimos ayer. Por otra parte me pregunto si la de Como acabar con tu jefe no es un remake de la de Como eliminar a su jefe de Colin Higgins del año que nací (1980) con Jane Fonda, Lily Tomlin y la siempre extravagante Dolly Parton junto con el jefe Dabney Coleman, si se parece podría estar bien.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola!
    Hoy que estamos más relajados he aprovechado para leer tu crítica de El árbol de la vida que tenía ganas. ¿La que se ha liado con la peli,no? Pretenciosa lo es un rato y toda la religiosidad que desprende también es un poco excesiva. A mi el principio me gustó, la creación del universo es preciosa, para mi el problema llega cuando se centra en la historia de Brad Pitt y los niños, menudo tostón. Sinceramente, muchos dicen que si no te gusta es que no la has entendido, pero no encuentro a nadie ni leo a nadie que explique algo que me haga entenderla, extrapolando ¿deduzco que no saben escribir? No creo, más bien creo que sí la he entendido y no me ha gustado.

    Muy buena crítica, coincido bastante, Alan fue más estricto aunque coincidimos en la valoración. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Por cierto, menuda responsabilidad con la película de la semana que viene, por ley de Murphy ahora no te gustará...

    ResponderEliminar
  21. Mmmm, respecto a lo del paraíso, pues chico, yo creo que me pilló con las defensas bajas porque tampoco te creas que me produjo mucha vergüenza ajena. Supongo que me dejé llevar por el tono de la película y, personalmente, lo interpreté no como una convicción de la existencia de un idílico más allá sino como un anhelo que creo que todo el mundo, incluídos los ateos como yo, compartimos. ¿Quién no ha deseado creer en algo así?. Resulta tan reconfortante como los bondadosos ángeles de Wim Wenders. No es como ver Ordet, una peli que me da náuseas.
    En fin, así y todo sí que le sobran a la película algún que otro campo de girasoles y máscaras de carnaval flotando en el agua (WTF!?!?).

    ResponderEliminar
  22. Pues Emilio Luna, entiendo tu inquietud, compartida por muchos amigos, pero a mí me terminó por causar indeferencia. Un abrazo.

    Bueno JAvier Simpson, formas parte de la mayoría. A mí me hubiese encantado sentirme fascinado, pero pese a reconocerle muchos logros, terminó por causarme indiferencia en muchos momentos. En fin, la polémica está servida. Un abrazo.


    Creo que no es un remake, Worc, pero no tengo el dato seguro. Mírate la de Ghibli, te encantará. Un abrazo.

    BCNDays, no creo que cueste nada entenderla, la verdad. Yo creo que el tema es sentirse fascinado más por como lo cuenta que por lo que cuenta. Los pretendidos listos abundan en este mundo del cine, pero los listos de verdad, somos pocos, ja,ja. Un abrazo.

    Con Ordet estarías siendo muy políticamente incorrecto, pero está bien ir a la contra. A mí es una película que más allá de la estupidez de la historia, sí me causa una cierta fascinación en la forma en que está rodada. Y respecto al paraíso, pues algo de razón tienes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. David, si quieres leer todo lo políticamente incorrecto que puedo ser con Ordet, -el panfleto luterano-, puedes leer este post que publiqué hace 1 año y con el que me quedé bien a gusto:
    http://gusanoylombriz.blogspot.com/2010/09/ordet-vista-por-un-ateo-por-que-no-me.html

    ResponderEliminar
  24. Entro un poco tarde en la polémica de "El árbol de la vida" porque no la he podido ver hasta ahora.

    Aunque me parece que me gustó más que a ti, coincido en que a Malick le puede el estilo, la parte final chirría y Sean Penn anda un poco despistado sobre esos paisajes lunares tan socorridos por el cine de arte y ensayo. Ello no obstante, la historia de esa familia con un padre que ejerce de Dios tiene fuerza, y tener las narices de contar la historia de la vida incluyendo el Big Bang resulta tan osado y tan a contracorriente que no puedo por menos que simpatizar con la propuesta.

    Además, tiene momentos sublimes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Bueno ricard, no sé si te gustó o no más que a mí, pero básicamente coincido con todo lo que dices. A mí la propuesta me parece tan valiente en los tiempos que corren como algo fallida en su resultado final. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Yo también tenía muchas ganas de ver “El árbol de la vida”, pero en parte me decepcionó. Dejando de lado que yo había presupuesto por parte del director una visión menos al uso de los divino, más próxima a la mía (cosa que no es reprochable), me pareció bastante irregular hacia el final. Tuve la sensación de que acabó por perderse en su propia historia; incluso llegué a sospechar que hubiese decidido cambiar el montaje de determinadas escenas de forma precipitada al final. No he llegado a entender qué mensaje pretende lanzar al ofrecernos las escenas sobre el día de la resurrección justo después de hablarnos de la expulsión del Paraíso (la mudanza). ¿Qué Dios es capaz de perdonar? ¿Qué este valle de lágrimas ha de ser soportable porque al final…? En cualquier caso encontré un delicioso acierto el identificar a Dios con el padre de familia, con sus grandezas y sus muchas miserias. Y el paragonar la búsqueda de lo divino por parte del ser humano con el acercamiento, lleno de curiosidad y temor reverencial, del niño al misterioso mundo de los adultos. Una cosa queda clara: la gran mayoría del público no está preparado para algo así. No poca gente se salió de la sala…

    ResponderEliminar
  27. Salomé, bienvenida, la gran mayoría del público no está preparada para nada que se salga de lo común y de pasar el rato. Es obvio que la propuesta de MAlick es valiente y arriesgada, pero creo que naufraga en su propio delirio de grandeza. Tiene montones de aciertos, pero a mí, como a ti, terminó por decepcionarme. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Inolvidable película!!! Esencial e imperfecta, como la vida misma...

    ResponderEliminar