miércoles, 13 de noviembre de 2013

La simetría en Only God Forgives

Estos días tenemos la suerte de poder disfrutar en la cartelera de dos de los más interesantes estrenos en lo que llevamos de año, películas además, muy distintas entre sí y ambas no aptas para todos los paladares. Una de ellas es la realista La vida de Adèle, la mejor historia de amor en lo que llevamos de año junto a Laurence anyways. La otra es todo lo contrario, el artificio híper estético Only God forgives (Solo Dios perdona). Una cinta que dirige uno de esos talentos que de vez en cuando irrumpen en el panorama cinematográfico, Nicolas Winding Refn, que tras la sobresaliente Drive vuelve a acercarnos a un mundo esteta de violencia, más depurado si cabe y sin coartada emocional para que el espectador se identifique. El resultado pues, más duro, más seco, llega a un número de espectadores menor pero reafirma al director danés como lo que es, un artista independiente que no teme las reacciones del público. Y es que a parte de una historia perfecta que se basa más en lo no explicado que en lo contado (un handicap para conectar con el público en los tiempos que corren) la experiencia visual y sensorial de ver Only God Forgives en una pantalla de cine (lo he hecho dos veces) es de las que cuesta de encontrar. Con influencias que van de Lynch a Noé pasando por Wong Kar-Wai, el cineasta danés nos ofrece una obra personal en la que me llama mucho la atención los encuadres simétricos, una auténtica delicia que hacen de cada fotograma una obra de intenciones artísticas. No voy a hacer una crítica más larga de la película. Para los interesados coincido plenamente con la que hizo hace pocos días Ciudadano Noddles aquí. Este post, como en parte la película, pretende ser solo visual. Y muy concreto. Vamos a ver encuadres simétricos que son arte. Que son símbolo de artificiosidad. De frialdad. Como pretende ser la película. Que son perfección. La simetría en Only God Forgives


20 comentarios:

  1. Qué chulada de fotos, y qué bien metidas así como si fuesen los fotogramas de una película! Si los juntases de todo quedaría perfecto (para mi gusto, claro está, pero también está claro que el blog es tuyo :-)
    Eso de la simetría es muy oriental también, ¿no?. Me quedo con la peli, naturalmente. Drive fue una de las pelis del año pasado. Un abrazo, David. Buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si te gusta. Es diferente pero también cargada de talento.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Artificiosidad y frialdad, perfectas definiciones para una película bastante incomprendida. No acabo de entender y no comparto las críticas más negativas que hay, y son muchas.
    En el apartado visual la película es de una perfección brutal. Los magníficos fotogramas que has puesto dan cuenta de ello. Bien se podría hacer una exposición con todos ellos y realizar un experimento a medio camino entre película y obra.
    Como en la película que cada uno tome sus propias conculusiones y piense lo que quiera. Yo veo muchos de ellos y me recreo y me fascina. Está claro que hay mucho Lynch con esos pasillos rojos, o Wong Kar Wai, pero por ir más lejos, veo un homenaje claro a 2001 en los maravillosos planos del hotel en oro y la anterior de K. S. Thomas (nº 3 y 4).
    También está tu preferida, como no!, la soberbia escena de la mano en el interior de la madre, tremenda!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rectifico, no es anterior sino posterior. Sorry

      Eliminar
    2. Supongo que hay cierto cine estético, que supone una experiencia visual que no interesa o no engancha a mucha gente. La excesiva violencia y la falta de un personaje con el que identificarse (como sí ocurría en Drive) también pueden ayudar a crear detractores. En fin, ellos se lo pierden. Una maravilla.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Pues muchos ven vacío debajo y otros como tú una historia a fragmentos que va dentro críptica, y ambas ideas tienen de lo mismo pero a favor o en contra, yo me quedo con lo que hay en la superficie en realidad, principalmente, no soy mucho de ideas gaseosas o que apenas veo si no las entiendo al menos en un porcentaje coherente pero algo tiene de ello, y me ha gustado, buen filme. Sobre la simetría no lo veo tan espectacular o especial, al verdad, es parte de todo buen hacer cinematográfico, sino es no saber usar la cámara, pero comparto que este si es un filme muy estético y que Refn es uno de los más atractivos artífices de la actualidad.

    Off topic me hizo gracia tu tweet de que con Noodles parecen gemelos o la misma persona, a veces he creído que lo suyo ya parece conexión mental, piensan igualito si me permites una sonrisa, o gusta el pensamiento ajeno, y bueno hay mucha amistad también.

    Un gusto verte de nuevo, pensé que ibas a ausentarte. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo, Mario, que más allá del buen hacer cinematográfico, la cantidad de encuadres simétricos de Only God Forgives no es nada habitual y llama la atención.

      Es que coincidimos muchos, ja,ja. Pero no somos clones. Los ejemplos más sonados The turin horse, Más allá de las colinas o To the wonder. Incluso en Sitges diferimos mucho en alguna como Magic,magic. Pero es cierto que tenemos gustos muy similares.

      Tú, fiel y observador, ya ves que estoy en una etapa de semiretiro. No tengo tiempo para nada. Pero no estoy preparado aún para desaperecer del todo, así que iré sacando la cabeza.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Creo que donde más discrepamos en Kiarostami ;)
      Aunque si empezamos a lo mejor salen unas cuantas!! jaja.
      Viva el cine que arriesga y no conforma. Que ya llevamos más de cien años y ya nos lo han contado casi todo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pues estoy de acuerdo y no, Si en lo del artificio estético. No, en el sentido de que es cierto, hay imágenes potentes, pero creo que la película se ahoga en ciertos momentos víctima de su estética prefabricada.
    No me parece una mala película, pero desde luego me seduce mucho menos que a ti. Tal vez en una segunda visión dentro de un tiempo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto bastante esa idea.

      Eliminar
    2. Pues sois de lo pocos que se mantienen en un termino medio, más allá de las opiniones entusiastas o destructivas. Esta muy bien. Yo entiendo lo que dices. Pero mi fascinación ante su visionado bien vale una crítica elogiosa por mi parte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. La forma es de Noé (que es una especie de Kubrick 3.0) y es maravillosa.
    El fondo es de Jodorowsky y es pueril.
    Es una película descompensada, lo mismo que sus críticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi crítica es entregada porque me siento fascinado. Te asegura que no hay ni pizca de postureo. Al salir del cine comenté que para mí, ésto era el cine que me gusta. Para bien o para mal. Más allá de tu respetable opinión, ¿te parece en serio que el fondo es de Jorodowsky? No lo veo por ningún lado, la verdad.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. De Jodorowksy viene gran parte de la estupidez (que es mucha) de la película: todas esas chorradas del misticismo de la carne y la sangre (herencia bastardo-cristiana) metáfora de sabediosqué basada en quiensabequé basura filosófica oriental. O sea, lo de siempre: sexo y violencia y poco más. Muy poco refinamiento conceptual para un paladar tan acojonantemente exquisito como el mío.

      Eliminar
  6. A nosotros que nos gustan tanto las películas estéticas no podía ser que Only God forgives nos decepcionase. Y no lo hizo. Para mi ya es la mejor película del año. Esas escenas perfectamente encuadradas como podemos ver en los fotogramas que has puesto de principio a fin de la película es como estar viendo una obra de arte en la gran pantalla. Sus interpretaciones son frías y escalofriantes al mismo tiempo, pero con una carga sentimental que se deja entrever en sus personajes muy grande.
    Nicolas Winding Refn nos demuestra una vez más que es de los grandes del momento. Espero que siga así.

    Compararla con Drive no tiene ningún sentido, ya que son dos pelis totalmente independientes y quien lo haga que sepa que se equivoca al 100% porque aunque puedan parecer bastante iguales son de temáticas opuestas.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en esa frialdad que esconde una humanida bajo varias capas de hieratismo, así como la historia escondida en esa supuesta no-historia está a mi modo de ver el acierto de fondo de la película. Así que has dado en el clavo.
      La forma es obvia que es magistral.
      Yo no la veo parecida a Drive pero tampoco tan lejana. A ambas en el fondo las mueve una motivación estética y unos referentes, que al ser ditintos desembocan en una película distinta.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Te juro que había dejado un comentario y no sé qué pasó :O
    Bueno, había dicho que algo que aplaudo de esta película es justamente su preciosa estética, esos encuadres tan bien logrados que acompañados de una gran fotografía y excelente dirección artística nos entrega unas imágenes preciosas y alucinantes. Lo de la historia es otra cosa :P
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que diferimos mucho en el guión y en consecuencia en nuestra valoración final. A mí suele gustarme este cine esteta y sensorial y Winding Refn es ahora uno de los máximos exponentes de esta filosofía de hacer películas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Pues como no la he visto tengo que poco que aportar a los comentarios. Sí vi Drive, aunque parece que esta tampoco tiene mucho que ver con su predecesora. Los fotogramas que has puesto parecen indicar que en el cine esos planos deben ser una pasada, pero no sé si bastará eso para que me guste la peli. Ya os contaré cuando la vea ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay para todos los gustos Mara, así que si la ves ya nos contarás. Mucha violencia y una historia muy inconcreta juega en muchos casos en su contra. Los que la defendemos flipamos con su estética y su sensorialidad.
      Un abrazo.

      Eliminar