miércoles, 20 de marzo de 2013

Mini críticas de estrenos recientes

Pues como estos días tengo muy poquito tiempo voy a tirar de trabajo hecho en otros momentos y voy a recopilar y readaptar las críticas de cuatro películas estrenadas muy recientemente (más una que se estrena este viernes) y que pude ver en diversos festivales, no hace demasiado. Todas ellas más que recomendables (y con carteles bien chulos). Por orden de la que más a la que menos me ha gustado...

Muy pocos de los espectadores animados a visionar Spring Breakers en el cine por el cartel de chicas en bikinis o la publicidad engañosa han visto películas de Korine y estaban muy lejos de saber al tipo de persona a la que se enfrentaban. Incluso los que habíamos visto su filmografía, creíamos que esta cinta sería bastante más convencional. Ni de coña. Spring Breakers es una genial tomadura de pelo de un director que es un loco, un outsider  y que te puede llevar a amarla o a odiarla con todas tus fuerzas. Yo amé su segunda mitad, pero creo que la primera es justita, así que mi nota se queda en notable sin excelencias, aunque reconozco que  sus imágenes no dejan de perseguirme desde su visionado y estoy deseando volverla a ver de nuevo. Spring breakers toma actrices de la generación Disney  para sacarlas con poca ropa y mostrarnos como se drogan y practican sexo (muy pudorosamente, éso sí) mientras buscan su lugar en el mundo. Cargada de mala leche, la cinta quizás pretenda ofrecer una nihilista visión de los valores adolescentes vacuos o incluso un reverso del sueño americano. Una primera mitad rodada como un videoclip de mal gusto con repeticiones constantes de fiestas a ralentí muy desconcertantes da paso a una segunda que  muta a cinta de gángsters y violencia, alucinógena, irreal, cargada de neones y decorados entre fluorescentes y evanescentes. En definitiva Spring breakers es una cinta muy parecida a meterse un chute. Una  irreverencia que bascula entre la genialidad y la estupidez. Pero si alguien recuerda Gummo u otras cosas de Korine, ya verá que el tipo siempre ofrece dudas sobre sus capacidades, sobre hasta que punto a veces sus películas tienen algo de bueno, pese a él. Yo creo que Korine no sabe muy bien lo que hace, pero es libre y está loco. Y éso a veces, sin casi prentenderlo, juega a sus favor. En este caso, muchos la hemos flipado, nunca mejor dicho.

Seven psycopaths es una muy entretenida e irregular cinta, juguetona y entre cómica, cachonda y meta lingüística, obra del director de la también divertida Escondidos en Brujas. Posee un guión que intenta ser muy original y que bebe de Tarantino y que se mira mucho el ombligo y que funciona más en su primera mitad que en su segunda pero que, en general,  me ha encantado. Obviamente la continúa intención de ser sorpresiva termina por jugar en su contra, sobretodo en el tramo final y además, a veces se pasa de moderna en el mal sentido de la palabra, pero no se le puede negar ser imprevisible, muy loca, con momentos sublimes y genialmente interpretada  por verdaderos monstruos, destacando un Christopher Walken que diga lo que diga y haga lo que haga está lleno de todos los matices y al que la cámara adora, acompañado de muchos secundarios de lujo y de principales solventes. Diversión sin más. Pero de la buena.

Sin duda Weekend es una buena película, regular y bien terminada. Sin embargo es una película muy pequeña a la que ensalzar mucho puede jugar en su contra. Es una historia de encuentro sexual primero y luego de amor entre dos hombres que se enfrentan a la vida y a su condición sexual desde puntos radicalmente diferentes. Uno es conformista y no gusta de complicarse la vida. El otro es combativo y complejo. La pasión que surge entre ambos viene seguida de algunos encuentros con conversaciones sobre sus vidas y sus ideas, expuesto de forma sencilla, anticlimática, pero en las que surgirá una chispa cercana al enamoramiento que no podrá ir mucho más allá en sus vidas por razones logísticas. El cuidado guión, el tono melancólico, la carga filosófica, la sensualidad y la  muy conseguida interpretación de sus dos atractivos protagonistas hacen de esta película pequeña, pequeña, una grata sorpresa. Muy recomendable.

El interesante director turco Nuri Bilge Ceylan realiza con Érase una vez en Anatolia una muy fotogénica película sobre un grupo de gente que recorre alargadas carreteras de la estepa en busca de un cadáver. Una trama pequeña y algo misteriosa rodea el caso. No importa tanto lo que ocurre con el cadáver y su asesino sino las pequeñas historias de los personajes (policías, fiscal, médico) que rodean la investigación y sobretodo su tempo, el principal protagonista de la película, verdadero reflejo de lo que nos quiere mostrar el director de una zona y de una manera de entender la vida. Aunque la película es hermosa si entras en su ritmo lento y cargada de un cierto misterio adictivo, la verdad es que no termina de convecerme y siento  cierto tedio debido al ritmo citado, al  extraño avance de la narración. Pese a algunos momentos magistrales y a escenas de gran calado poético, a mi parecer es inferior a otras del director turco como Tres monos o Lejano (uzak). Pese a ello merece la pena si comulgas con este tipo de cine.

Hace muchos años, el cineasta chino Zhang Yimou, se ganó un nombre en festivales con sus pequeñas películas minimalistas, humanas y de discurso y estética sencilla. Eran los años en que colaboraba con Gong Li, que sería su mujer durante muchos años y en que realizó por ejemplo, Sorgo Rojo, Ju dou semilla de crisantemo o La linterna roja. Sin embargo su cine fue evolucionando con los años hacia lo estético, incluso cuando seguía tratando temas íntimos. El cambio definitivo vino con Hero, película de grandilocuencia visual y que haría cambiar la forma de hacer  cineasta. En los últimos años se ha dicho que Zhang Yimou es el director del gobierno chino. Y quizás debe ser verdad, en primer lugar porque fue el encargado de dirigir lo que ha sido el escaparate más grande del país oriental como fue la gala de los pasados juegos olímpicos. Y además, logró trasmitir la fuerza visual de su cine en la ceremonia, que fue impresionante. Y en segundo lugar, aunque esto lo hacen muchos directores, porque su última película, The flowers of war, es claramente patriotera y se aleja de cualquier matiz a la hora de posicionarse en el conflicto y los caracteres entre chinos y japoneses. Ahí radica, para un espectador crítico, uno de sus posibles defectos, la falta de objetividad. El otro son ciertos momentos en que carga especialmente el melodrama y cae en escenas excesivas e incluso algo ridículas. El resto de aspectos de la película son sin duda muy atrayentes. Una vez más Yimou demuestra que dirige como quiere, las escenas bélicas son impresionantes, las escenas íntimas logradas, el aspecto visual en general excelente y puntualmente, cuando puede lucirse con ralentís y gamas cromáticas, alucinante. La historia, pese a sus casi dos horas y media se hace amena, gracias a un guión que tiene un ritmo muy acertado. Y las interpretaciones están muy bien, empezando por el “intruso” Christian Bale y siguiendo por el elenco de jóvenes estudiantes del convento, el chico (que terminará por tener un papel determinante) y el grupo de prostitutas, sin duda encabezado por la fuerte atracción que ejerce hacia el público la bella Ni Ni. En definitiva una película disfrutable, aunque algo adulterada en su credibilidad, sin duda por culpa de un guión demasiado excesivo y maniqueo.

23 comentarios:

  1. Todos los estrenos muy interesantes.
    De todos ellos me quedo con Spring Breakers, que me ha gustado aunque seguramente un pelín menos que a ti.
    Es de esas películas, que como no conozcas al director puedes gritar bien a gusto " que me devuelvan el dinero" jajaja. No es para tanto.
    Trás unas potentes imagenes y música brutal, la primera parte de la película puede llegar a exasperar. Fiestas, alcohol, tías y tío buenos, sexo? no, es curioso como la única escena de sexo es la brutal "mamada" de las pistolas. Ver para creer. Eso sí, cuando aparece ese Alien, todo cambia, se vuelve oscuro, un descenso a los infiernos de las chicas, que culmina con alguna escena memorable, como la ya comentada del piano, tremenda.
    Nunca James Franco estuvo mejor. Irregular y genial a partes iguales. Lástima de un guión más cuidado y en muchas ocasiones repetitivo. Aún así muy recomendable.

    De las demás me quedo con Christopher Walken, jaja. 7 psicótapas me ha decepcionado. El inicio es buenísimo pero lo demás no me interesó demasiado. Me quedo en Brujas ;)

    Weekend me parece una buena película, que además el boca-oreja empieza a funcionar muy bien. Haces bien en decir que no hay que ensalzarla demasiado, que luego las expectativas no se cumplen. Un pequeño film lleno de sentimientos que se disfruta.

    Anatolia y Las flores de la guerra, me resultan muy similares. Interesantes nada más. Una pena por Zhang Yimou que me gusta mucho. A Christian Bale, le veo perdidísimo, me sigue pareciendo un actor muy flojo.

    Llevamos un muy interesante año. Hoy doy cuenta de "A puerta fría", que como es española y nada conocida, se ha estrenado de tapadillo. veremos.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu imagínate en Sitges, con ese público tan "especial" y de peli sorpresa. La gente que sabía tanto de Korine como yo de física nuclear lo flipó. Pero en muchos casos para mal. De todas formas ´le debe estar encantado con estas reacciones extremas. Yo aún dudo si es talentoso o un loco con suerte. De verdad.

      Ya sabes que pese a la irregularidad obvia de los psicopatas a mí me gustó mucho. Me divertí sin casi peros. Y ese Tom Waits...

      Es que a Weekend si le das mucho bombo seguro que logra el efecto "no es para tanto". Guata como algo pequeñito, cuando no lo esperas. Es muy delicada y sensible pero no hay que generar falsas expectativas.

      Y de las otras dos ya hablamos en nuesto asiático. No me convenció Anatolia pero sin duda la encuentro muy atrayente.

      Ya me dirás que tal "a puerta fría". Dicen que el Dechent está soberbio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No se que decir salvo buena entrada, he comentado tanto sobre estas películas en otros blogs, que la verdad no se que decir...


    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada Javier. Gracias por pasarte.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. No me negaras que no tiran mas dos tetas que dos carretas :)

      Eliminar
  3. Pues aunque todas me parecen interesantes, únicamente he visto "The flowers of war"... En el festival on-line de cine asiático que programaste hace algunos meses. Estoy bastante de acuerdo con tu valoración más bien ambigua. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues genial. De cauerdo pese a la ambigüedad, ja,ja. En breves noticas del próximo festival Ricard. Con todos tus compañeros de mesa de hace unos meses en la organización, ja,ja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Solo he visto la del turco y para mi es una obra maestra, tremenda película, de lo mejor. Me lo pase excelente. Me llegaron todas sus ideas, su fotografía, sus actuaciones corales, etc. A Korine lo estoy esperando, cierto que es loco y libre como la lesbiana en Beyond the hills pero de una forma feliz, el tipo hace lo que quiere y de ahí que uno valore su cine , sea bueno o malo, que es subjetivo. La de los homosexuales paso, me suena a gancho ponerlos cariñosos a los siempre sexuales gays, pero por ahi que me llega algún "subterfugio" (sorry si aludo a alguno es solo mi opinión general), ¿no es rentable en lo indie lo gay? ya me lo parece ja ja. Y me gusta Yimou, lastima lo de patriotero, es un error común, éxito y poder. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial MArio. Me aegro de tu sintonía con Ceylan. Supongo que ya habrás visto el resto de su filmografía y si no hazlo. merece la pena. Para mí esta última es casi la más floja. Pero sin duda va a gustos y pese a ello, me parece muy buena en algunos momentos.
      A ver que te parece Korine. Está entre el cielo y el infierno, ja,ja.
      Yo no pongo etiquetas que diferencien una historia de amor homosexual o una heterosexual. Para mí son historias de amor y personajes que funcionan o no, sea una o la otra la sexualidad que viven sus protagonistas. Y tampoco sé seguro si venden más las historias de gais o menos. Yo creo que en general mucho menos, ya que hay un gran público que por su temática tenderá a discriminarla.Sea como fuere esta es de las buenas. Pero cada uno ve lo que quiere, faltaría más. Así que tu decides.
      Y el tema Yimou pues éso, visualmente potente, argumentalmente débil.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Bueno, David, sobre Spring Breakers ya sabes, así que no me voy a repetir.

    Siete psicópatas me encantó. Para mi la sorpresa del pasado Sitges, porque ni conocía la película, y a la postre la que más me gustó (quitando E.T., que es, nunca mejor dicho, de otra galaxia).

    Y la otra que he visto es Las flores de la guerra. Y es más floja que otras de Zhang, eso seguro, pero me entretuvo y no se hizo larga. Pero bueno, tenía todas las de perder bajo la sombra de la magistral Ciudad de vida y muerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, John. Tú eres de los indignados que cito, lo sé. Y además puedo entenderlo perfectamente. Una cosa no quita la otra.
      Ja,ja, sí, Et sería de otra galaxia.
      No he visto Ciudad de vida y muerte aún, pero coincido contigo en que Flores entretiene pese a ser un Yimou de segunda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Pues, al igual que Ricard, yo sólo he visto la última en aquel festival de cine asiático tan apañao que hubo hace unos meses ;)

    Me apunto las demás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mara, gracias. En breve noticias al respecto de lo que haremos este año.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. David
    de las que comentas,sólo he visto "Weekend" que me ha sorprendido para bien y a la que acabo de dedicar una reseña.
    Muy de acuerdo con tu análisis sobre la película,una historia sencilla y honesta,a mi modo de ver,impecablemente contada.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues coincidimos Troyana. Sencilla pero de importante calado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Nunca hubiera imaginado, por los carteles, que las dos primeras merecieran la pena verse... nueva confirmación de que el hábito no hace al monje.

    Buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te fíes de Spring breakers, Laura. Podrías ser de las indignadas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. David, ya sé que te lo he dicho varias veces, me encanta como escribes. Haces unas críticas sencillas, comprensibles, sin pretender dártelas de crítico sublime. Nos das tu honesta y sincera opinión con toda claridad, lo cual es de agradecer. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta. Se agradece. De crítico sublime no es que no me las dé, es que estoy muy lejos de serlo. Prefiero lo de la honestidad.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Tengo una ganas enormes de ver Spring Breakers... ¿qué tal el trabajo de Franco? Muchos dicen que es lo mejor desde 127 horas. (tampoco es que haya hecho mucho en ese lapso xD). Siete psicópatas es un peliculón y me entretuvo mucho pero al igual que tu sentí que pierde enteros en la segunda parte, no mantiene el nivel de los primeros minutos (aunque en los Splendor la nominé a pelicula entretenida del año, ya ves ;D ). "Érase una vez en Anataloia" me gustó, aunque reconozco que padece una pesadez terrible, pero la sencillez de su propuesta aunado a su exquisita fotografía me convencieron, aunque no sé si vuelva a verla.
    Y Las Flores de la Guerra, que ya conoces mi opinión, me gustó también, aunque también como señalas, peca de ser poco objetiva.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Franco está genial, DAniel, de lo mejor de la peli. A ver en que lado te posicionas (ya sabes, otra de bandos)
      Coincidimos bastante en el resto aunque a mí la turca me cansó un poco, aunque no descarto que fuese mi día.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Mi favorita probablemente sea Weekend por su sencillez, al final estas pelis tan pequeñitas y honestas son las que siempre me terminan por conquistar (como el año pasado Kiseki). The flowers of war aún la tengo pendiente y espero verla en breve aunque tampoco me corre prisa.

    Siete psicópatas no me gusta tanto, es cierto que es muy entretenida pero la veo un producto desfasado (Este tipo de pelis se hacían como rosquillas en los 90 y están bastante vistas). De todas formas para pasar un buen rato y disfrutar con sus grandes actores ya vale.

    Spring breakers y Erase una vez en anatolia me gustan mucho, si no fuese tan mal de tiempo incluso intentaría volver a verlas en cine. Muy distintas entre sí pero sin duda entre lo mejor que se ha estrenado este año.

    Gran repaso a, sin duda, lo mejor de la cartelera. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las tres primeras me gustan mucho. De hecho el orden es un poco absurdo porque más o menos...
      Ya sabes que la turca me aburrió un poco y también sabes que no estaba en mis días más inspirados, pero el recuerdo es el que es.
      La Sandra tiene que ver Spring Breakers y h estado muy tentado de repetir, aunque al final creo que no podré.
      Un abrazo.

      Eliminar